La Justicia ordenó más investigaciones contra Menem por el atentado a la AMIA

Judiciales

El juez federal Ariel Lijo ordenó una serie de medidas de prueba para saber si el ex presidente Carlos Menem y su hermano Munir, entre otros ex funcionarios, habrían brindado protección a un sospechoso de la denominada "conexión local" en el atentado a AMIA.

Fuentes judiciales informaron a Noticias Argentinas que el juez intenta determinar quienes trabajaban con Munir Menem en la Presidencia y, en ese sentido, libró un oficio a la Dirección General de Audiencias de la Presidencia de la Nación.

Lijo intenta que se le informe sobre la nómina de funcionarios y empleados que se desempeñaban en ese área de la Presidencia entre los meses de julio a septiembre de 1994 y, además, que se precise quien era el coordinador general.

En otra de sus medidas, el juez solicitó al Tribunal Oral en lo Criminal Federal Número 3 (TOF), que tuvo a cargo el juicio por el atentado, que remita copias de las transcripciones de la declaración testimonial de la presidenta y ex senadora Cristina Kirchner, quien integró de la Comisión Bicameral de Seguimiento del Atentado contra la AMIA y apuntó entonces contra Menem y el juez Juan José Galeano.

Estas constituyen las primeras medidas ordenadas por el juez, luego que el fiscal Alberto Nisman pidiera el desafuero y la detención del senador nacional Menem, de su hijo Munir, del ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy, del ex subsecretario de Inteligencia Juan Carlos Anchezar, el ex juez de la causa Juan José Galeano y el ex comisario Jorge Palacios, entre otros, a quienes acusó de "encubierto" de la llamada conexión local atribuida al sirio Kanoore Edul.

En la causa en la que el juez Lijo investiga por irregularidades cometidas en la investigación del atentado a la AMIA, ya están procesados el ex juez Galeano, Anzorreguy y los ex fiscales que participaron de la investigación.

Dejá tu comentario