"Masacre de Las Palomitas": detienen a ex militar

Judiciales

El ex jefe de la Guarnición Salta del Ejército, Carlos Alberto Mulhall, fue detenido anoche en Buenos Aires por orden del juez federal salteño, Miguel Medina para ser indagado en esta ciudad como principal responsable de la Masacre de las Palomitas donde presuntamente fueron asesinados, en julio de 1976, 12 presos políticos.

Según precisaron fuentes judiciales, la detención de Mulhall se concretó poco después de las 19:00 de ayer en su domicilio de Luis Monteverde 3.147 en la localidad bonaerense de Olivos, por efectivos de la Policía Federal Argentina.

En 1975 Mulhall era coronel y estaba a cargo de la Guarnición Ejército Salta cargo que desempeñó hasta diciembre de 1977, en esa función llegó a ocupar brevemente el cargo de interventor federal.

Con relación a este mismo caso en las próximas horas y tras la orden respectiva del juzgado federal número 2 de Salta podrían ser detenidos los otros imputados de esa masacre, los militares retirados Miguel Gentil y Hugo Espeche.

La Justicia Federal ordenó ayer la detención de Espeche sindicado como uno de los responsables directos de la masacre de Las Palomitas.

Ayer la titular del juzgado federal de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio, donde reside Espeche, recibió el exhorto del juez federal Medina.

También se confirmó hoy que el juez Miguel Medina libró un despacho hacia el juzgado federal de Lomas de Zamora pidiendo por la detención del ex jefe de la Policía de Salta, Miguel Raúl Gentil, quien tiene domicilio en la localidad bonaerense de Lobos.

Los pedidos de detención de los tres sospechosos se hicieron de juzgado a juzgado para su traslado en calidad de detenidos a Salta donde deberán efectuar la primera declaración de este nuevo proceso.

Estos pedidos surgen inmediatamente después de que la Cámara federal dictara la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y ordenara la detención de Carlos Alberto Mulhall y Miguel Raúl Gentile para ser indagados en la causa por la Masacre de Palomitas.

Dejá tu comentario