Megacanje: De la Rúa apeló el procesamiento

Judiciales

El ex presidente Fernando apeló hoy el procesamiento que le dictó el juez federal Jorge Ballesteros por el megacanje de deuda concretado a mediados de 2001 y pidió el alejamiento del magistrado de la causa.

Según De la Rúa, responsabilizarlo por la aprobación del "megacanje" de la deuda externa es lo mismo que enjuiciar al también ex jefe de estado Raúl Alfonsín por la sanción de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

De la Rúa planteó la nulidad del procesamiento que le dictó el juez federal Jorge Ballestero, pidió que el magistrado sea apartado de la causa y lo denunció por haber tomado esa decisión, a la que calificó de "aberrante" y como una "grosera ilegalidad".

De la Rúa defendió la decisión política de suscribir, a mediados de 2001, la operación denominada "megacanje" de la deuda, por lo que se postergaron vencimientos de 12.000 millones de dólares, pero a un costo que el juez y el fiscal federal Federico Delgado estimaron en casi cinco veces esa cifra.

Patrocinado por el abogado Fernando Díaz Cantón, el ex jefe del estado consideró un "disparate" decir que, como lo evaluó Ballestero, debía representarse lo mismo que expusieron especialistas en economía y finanzas que, convocados en la causa, criticaron la operación aprobada por decreto 648/01.

El ex presidente acotó que "es fácil reconocer el error con el diario del lunes", pero recalcó que el día que asumió "ya todo estaba en ruinas".

Aseguró luego que el "megacanje" permitió obtener nuevas líneas de crédito cuyo "primer libramiento" fue el 10 de setiembre de 2001, pero "desgraciadamente -acotó- al otro día se produjo la tragedia de las Torres Gemelas, con el consiguiente cambio en las variables económicas y políticas, además del dolor humano".

El ex mandatario dijo que "pudo mantener el nivel de producción" que recién se igualó cinco años después de su caída, a pesar de tener que enfrentar "la tormenta perfecta", como se refirió a "las legítimas preocupaciones de la población, el abandono de los aliados, la traición de importantes dirigentes del propio partido y el endemoniado escenario económico internacional".

De la Rúa reiteró que es objeto de una "operación política de amplias dimensiones" y recordó la causa en la que fue procesado por utilizar los servicios de un empleado del disuelto Concejo Deliberante porteño, la imputación por pago de coimas a senadores y, esta causa, que mencionó como "funcional para los fines" del gobierno.

El ex presidente señaló que Ballestero, en una "indebida injerencia" sobre las razones de oportunidad y conveniencia que tuvo para aprobar el "megacanje", asumió el rol de ministro de economía cuando, días atrás, lo procesó con un embargo de 30.000.000 de pesos.

En esa oportunidad el magistrado también dispuso -con millonarios embargos sobres sus respectivos bienes- los procesamientos del ex ministro de economía Domingo Cavallo y los ex funcionarios de esa cartera Daniel Marx y Jorge Baldrich.

"Demostrada la sinrazón del canje aprobado, como así también, que era absolutamente previsible que el país caería finalmente en dafault y que aumentaría enorme e injustificadamente la deuda pública es posible sostener que los imputados obraron con absoluta conciencia que actuaban en perjuicio de los intereses nacionales", concluyó Ballestero en el fallo.

Dejá tu comentario