Nuevo fallo de Casación contra monopolio "Clarín"

Judiciales

La Cámara Nacional de Apelaciones condenó a María Laura Santillán y al grupo Artear del multimedio «Clarín» a pagar 80 mil pesos a un menor, cuya imagen fue difundida en el programa «Justicia para Todos» violando el derecho a la intimidad del niño.

Los camaristas revocaron así un fallo de primera instancia que había beneficiado al monopolio. El expediente se encuentra en la Corte Suprema, que confirmó la sentencia y la ampliaría ordenando que también se indemnize al padre del chico.

No es la primera vez que Casación y la Corte Suprema fallan contra «Clarín». Ya habían condenado a su propietaria, Ernestina Herrera de Noble y a Arte Gráfico Editorial a pagar la suma de 306.030 pesos, por involucrar y mencionar el nombre de menores en sus investigaciones. En esa oportunidad, el tribunal supremo consideró «difamatorias y agraviantes» notas publicadas en «Clarín» durante octubre de 1995, que vinculó a un matrimomio misionero como integrantes de una banda que se dedicaba al tráfico de niños y luego como compradores de sus hijos adoptivos.

El caso específico de Santillán, la Sala G de Casación consideró que la difusión de fotografías con imágenes del menor (que fue identificado con sus iniciales «A.K.») lesionó los derechos del chico establecido en el Código Civil y en el Convenio Internacional del Derecho del Niño.

La causa se remonta al 29 de julio de 1995, cuando el programa «Justicia para Todos» -que se emitía a las 21, por « Canal 13»- tomó como caso testigo un juicio oral, donde se juzgaba penalmente al padre del menor que, finalmente, fue absuelto.

• Domicilio

Durante el programa se difundieron fotografía de «A.K.» de tipo familiar e incluso el departamento donde habitaba con sus progenitores, al tiempo del fallecimiento de su madre. El programa no olvidó hacer precisa mención de la calle, número y piso del inmueble.

El niño no se encontraba involucrado en la cuestión por la que se juzgaba a su padre, «a pesar de lo cual en la compaginación efectuada por el programa fue perfectamente identificado a través de las fotografías mencionadas, que resultaban totalmente ajenas al 'acta de debate' o a la audiencia del juicio oral, cuya filmación fue autorizada», dijeron los camaristas en su resolución.

Con meridiana claridad, los jueces Carlos Beluccio, Roberto Greco y Leopoldo Montes de Oca, sostuvieron que la inclusión del menor en la emisión del programa sólo pudo tener una única explicación posible: «darle mayor dramaticidad al programa televisivo, que es propio de la actividad crematística (interés pecuniario de un negocio) llevadas a cabo por los autores».

Los camaristas, no obviaron en mencionar «el importante» rating que tenía ese programa en aquel tiempo.

No debería extrañar la metodología del multimedio. La mecánica de «Justicia para Todos» fue reproducida por « Telenoche Investiga». Ya la Justicia, como en el caso de Salta, comprobó que se fraguaban «investigaciones», como fue el supuesto turismo sexual con menores en esa provincia. Lo confesó el propio integrante del programa Juan Micelli.

Y en la Justicia porteña existen -al menos-una decena de demandas contra el grupo «Clarín» por sus últimas investigaciones en «Telenoche Investiga» que, además, de Santillán y Micelli tuvo como protagonista a la ex montonera Miriam Lewin.

Dejá tu comentario