Nuevo impulso a causa Skanska

Judiciales

A pesar del fallo de la Cámara Federal porteña que anuló una de las pruebas más importantes del caso Skanska que señalaba la existencia de coimas, el juez federal Norberto Oyarbide comenzó ayer con las indagatorias en la causa que investiga los supuestos sobornos en que habrían recaído ex directivos de la empresa sueca para ganar la licitación de la construcción de dos gasoductos.

De esta manera, la causa seguirá su rumbo a contramano de lo que se vislumbraba con el fallo de la Cámara, y los imputados volverán al despacho del juzgado federal 7 después de nueve meses. En esa ocasión, el ex juez Guillermo Montenegro había sido el último en indagar a los dos ex funcionarios kirchneristas implicados en el caso, Néstor Ulloa (ex Nación Fideicomisos) y Fulvio Madaro (ex Enargas), además de una decena de ex directivos de la firma.

Luego de que la Cámara de ese fuero declarara nula una prueba en donde el ex gerente comercial de Skanska, Javier Azcárate, confesaba en una grabación que la firma sueca habría pagado coimas a kirchneristas y que habrían existido pagos extras, Oyarbide está decidido ahora en llevar la investigación por el lado de los presuntos sobreprecios pagados por la compañía, para hacer frente a las supuestas coimas.

En ese sentido, Oyarbide notificó ayer la nueva imputación al ex gerente, en donde dejó asentadas las bases que incluía Montenegro, «pero precisó y delineó mucho mejor la explicación en un escrito de 50 hojas», sostuvo su abogado, Marcelo Habermehl.

  • Imputación

    Se lo acusa de haber participado de una reunión directiva en donde se analizaban entre otras cosas los riesgos económicos, financieros y de construcción de las obras, en donde se habría esbozado la posibilidad de los sobornos.

    Además está siendo investigado por haber firmado documentos en última instancia, que supuestamente avalaban las facturas truchas, a través de las cuales se habrían realizado los sobornos.

    Aunque se excusó de declarar, su defensor le pidió tiempo a Oyarbide para analizar la nueva imputación.

    Entre hoy y mañana habrá otras 48 declaraciones indagatorias que incluyen también a Ulloa y Madaro.

    En tanto, los camaristas Eduardo Farah y Eduardo Freiler habían justificado la nulidad de la prueba contra Azcárate, en que «había sido conseguida en una investigación interna de la empresa, paralela a la investigación judicial» por lo que perdía validez a la hora de ser tenida en cuenta.

    Sostuvieron en su fallo que Azcárate fue engañado e inducido por el auditor de Skanska, Claudio Corizzo, con quien mantuvo esa famosa conversación, para decir lo que finalmente dijo.

    Los jueces explicaron que si se incorporaba el audio como prueba, se habría finalmente convalidado la violación del derecho de defensa de los imputados. Farah y Freiler no cuestionaron la forma en que se consiguieron las cintas de la grabación, pero sí el hecho de que fueran usadas como pruebas para la investigación.

    El juez en lo Penal Tributario, Javier López Biscayart, quien se encarga de la otra rama del proceso, en donde se investigan las presuntas evasiones impositivas en que habría recaído Skanska para realizar cohechos,fue quien en mayo del año pasado recolectó esa prueba en un allanamiento a la sede de la firma. Por la contundencia de la pista, Néstor Kirchner terminaría despidiendo días después a Madaro y Ulloa.

    En tanto, los procesamientos que López Biscayart dictara a fines de marzo tampoco corren riesgo, ya que en su explicación el juez Tributario no incluyó la prueba como parte de su justificación.

    La semana pasada, la Cámara Penal Económica había confirmado en parte la resolución de López Biscayart. En esa línea los camaristas confirmaron el procesamiento de Daniel Zinna (ex gerente de abastecimiento de Skanska) y de Adrián Félix López (ex Infinity Group), por presunta evasión impositiva. Resta todavía la confirmación de los otros 25, entre los que se encuentra el ex kirchnerista Ulloa.
  • Dejá tu comentario