Padre de víctima negó haber ordenado otra investigación

Judiciales

El padre de María Marta, Horacio García Belsunce, declaró ayer en el juicio que se le sigue a su yerno y negó haber ordenado una investigación paralela a la que llevó adelante la Justicia.

García Belsunce, quien declaró como testigo de la fiscalía, manifestó en anteriores oportunidades la creencia en la inocencia de Carrascosa. Durante su declaración, además, dijo que si en algún momento hubiera tenido alguna pista que sirviera para esclarecer el caso, «el primero que se hubiera enterado es el doctor (Diego) Molina Pico», fiscal de la causa.

Luego de negar la investigación paralela, el padre de María Marta dijo que está a punto de iniciarle una querella por injurias al ex policía Raúl Torre, quien al declarar durante las audiencias dijo que había sido contratado por el abogado para realizar esa pesquisa -que efectivamente existió, aunque hoy por hoy no está claro quién la ordenó-, lo que fue reproducido luego por los medios de prensa.

«No lo conozco; no le encargué ni a él ni a nadie ninguna investigación paralela y (de haber tenido alguna información de interés) el primero que se hubiera enterado es el doctor Molina Pico», aseveró en tono enfático García Belsunce.

  • Contratante

    Torre -que luego de la jornada de ayer dijo que nunca tuvo contacto con Horacio García Belsunce padre- en realidad fue contratado por el abogado José Licinio Scelzi, quien durante la instrucción de la causa fue defensor de Carrascosa y otros imputados, pero renunció tiempo después de enterarse que a María Marta la habían asesinado.

    Scelzi (que también declaró ayer) efectuó distintas consultas y contrataciones a expertos como el tanatólogo Osvaldo Raffo, según dijo cumpliendo con el deseo del hermano de la víctima, Horacio García Belsunce, tras conocerse los resultados de la autopsia que confirmaban las sospechas de que se había tratado de un crimen.

  • Justificación

    «Yo no vine a esta causa a defender a nadie sino a tratar de esclarecer quién mató a mi amiga María Marta García Belsunce», aseguró enigmático Scelzi al justificar las razonespor las cuales había abandonado la defensa de Carrascosa. Además, negó que hubiera intentado la cremación del cadáver de María Marta, hecho al que calificó de «injurioso», a punto tal que la presidenta del Tribunal, la jueza María Angélica Etcheverry, tuvo que ponerle un límite a su desborde de indignación.
  • Dejá tu comentario