Perpetua a ex policías por muerte de piqueteros

Judiciales

El fallo que dictó anoche un tribunal de Lomas de Zamora no tuvo sorpresas: prisión perpetua para los dos ex policías Alfredo Fanchiotti y Alejandro Acosta, responsables de las muertes de los piqueteros Kosteki y Santillán en el puente de Avellaneda en junio de 2002. Los demás acusados (cinco ex policías y un civil) recibieron sentencias menores por encubrimiento y no irán a prisión. El caso provocó conmoción porque se produjo en uno de los picos de violencia callejera de aquel año, promovida por piqueteros, con un gobierno más débil que el actual y dividido además en sectores ya confrontados, como eran duhaldistas y felipistas (por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, cuyos policías causaron esas muertes). En lo político gravitó en la decisión de Eduardo Duhalde de adelantar su salida de la presidencia interina, acosado por una opinión pública contraria a su gestión. El fallo rechazó abrir una investigación sobre responsabilidades políticas, pero sí toca a ex funcionarios duhaldistas, como los ex SIDE Carlos Soria y Oscar Rodríguez, y el ex ministro de Justicia (hoy diputado macrista) Jorge Vanossi, por presunto falso testimonio.

El ex comisario Alfredo Fanchiotti y el ex cabo Alejandro Acosta recibieron condena de prisión perpetua por el asesinato de los piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, ocurridos el 26 de junio de 2002 en la estación de trenes de Avellaneda.

La sentencia fue adoptada por el Tribunal Oral N° 7 de Lomas de Zamora, integrado por los jueces Elsa López Moyano, Roberto Lugones y Jorge Roldán, tras un juicio oral de ocho meses y más de 70 audiencias en las que prestaron declaración unos 300 testigos, desde mayo último.

El tribunal encontró a Fanchiotti, que en el momento de la masacre se desempeñaba como titular del Comando de Patrullas de Avellaneda, culpable de doble asesinato y ocho tentativas de homicidio, al igual que al ex cabo Alejandro Acosta, el 26 de junio de 2002.

• Ausencia

El ex comisario no estuvo presente en la sala para escuchar el veredicto, ya que había pedido permiso a la Justicia para no presentarse en los tribunales ante «la posibilidad de que existan disturbios, debido a las marchas anunciadas por organizaciones sociales».

Fanchiotti
y Acosta no fueron los únicos policías condenados por la masacre, ya que el tribunal también dictó penas de cuatro años de prisión efectiva a Carlos Quevedo, Félix Vega y Mario de la Fuente por el delito de encubrimiento agravado.

El también ex policía
Gastón-Sierra recibió tres años de prisión por el mismo delito, al tiempo que el ex efectivo de esa fuerza Lorenzo Colman fue condenado a dos años de prisión, por lo cual ninguno irá a la cárcel.

• Investigación

El último condenado y único civil imputado, el ex policía Celestino Robledo, recibió una condena de diez meses de prisión al ser encontrado culpable del delito de usurpación de títulos y honores, ya que participó de la represión pese a que, en ese momento, no formaba parte de la fuerza.

El tribunal también ordenó investigar por supuesto falso testimonio en la causa sobre el asesinato de los piqueteros al ex ministro de Justicia
Jorge Vanossi (hoy diputado macrista), al ex titular de la SIDE Carlos Soria y a su segundo en ese organismo, Oscar Rodríguez, todos funcionarios durante la presidencia de Eduardo Duhalde.

Esa medida implica que se abrirá una causa paralela para seguir esa denuncia, que deberá ser investigada en la Justicia de Instrucción.

Sin embargo, los jueces de Lomas rechazaron un pedido de la querella para abrir una causa para investigar las responsabilidades políticas de ex funcionarios del gobierno bonaerense en los asesinatos.

Dejá tu comentario