Piden elevar a juicio a Cavallo y a su ex secretario de Finanzas

Judiciales

El ex ministro de Economía Domingo Cavallo y su segundo Daniel Marx quedaron complicados ante la Justicia luego de que un fiscal federal pidió que sean sometidos a juicio por su presunta responsabilidad en el denominado "megacanje" de la deuda.

El pedido fue presentado por el fiscal federal Federico Delgado ante el juez Jorge Ballestero, y en el mismo se analizó el "interés" que ambos ex funcionarios tuvieron en que el canje de la deuda desarrollado en junio de 2001 fuera adjudicado a determinado grupo de bancos.

En su dictamen, el fiscal recordó que para esa época el país "se encontraba en recesión económica, y eso agudizaba los problemas que existían para mantener en vigencia la caja de conversión que ataba el valor del peso al dólar estadounidense, porque no se generaban los recursos necesarios para hacer frente a los compromisos futuros".

Además, "ese contexto de recesión y crisis financiera no atraía los capitales necesarios como para hacer frente a aquellos vencimientos. Más claro: era un círculo vicioso", añadió el fiscal.

"El problema a resolver era transformar en el año 2000 un déficit histórico de (US$10.000) diez mil millones de dólares, en un superávit", explicó Delgado, quien precisó que de esta manera "se esperaba postergar vencimientos hasta que se reactive la economía y, en ese marco superavitario posterior renovar los servicios de la deuda".

Para el fiscal, mantener la convertibilidad en ese contexto "suponía una tarea asemejable a derogar la ley de gravedad", no obstante lo cual la operatoria se llevó a cabo a sabiendas de "que no iba a funcionar, porque era inviable técnicamente hablando".

"Con el megacanje se ganó tiempo, un tiempo que tuvo un costo muy alto para nuestro país", resumió el fiscal en su escrito.

Respecto del rol puntual que desarrollaron en la maniobra Cavallo y Marx, el fiscal señaló "la manipulación que efectuaron en la elección de quienes participaron en el canje, es decir en el concilio de voluntades que tuvo como objetivo el de favorecer al grupo de bancos adjudicado".

Para Delgado, "si la oferta del consorcio integrado por el Banco Francés, Banco Galicia, Credit Suisse First Boston, Grupo Santander Central Hispano, HSBC, J.P. Morgan y Salomon Smith Barney aparentó ser la más conveniente, fue porque sus representantes tuvieron la posibilidad antes y después, en cada etapa del proceso de canje, de ajustar la decisión de la administración a los requerimientos de la operación".

No obstante, el fiscal recordó que las responsabilidades penales del megancanje no se agotaron en Cavallo y Marx sino que hubo un conjunto de voluntades y en este sentido mencionó que David Mulford, ex responsables del Credit Suisse First Boston, fue citado a indagatoria pero la medida nunca se concretó "porque se encuentra desempeñando el cargo de Embajador de Estados Unidos en la India".

Mientras el resto de los imputados, como el ex presidente Carlos Menem tiene falta de mérito, Cavallo y Marx podrían ser enjuiciados por violar supuestamente el artículo 265 del Código Penal que reprime con prisión de uno a seis años al funcionario que "directamente, por persona interpuesta o por acto simulado, se interesare en miras de un beneficio propio o de un tercero, en cualquier contrato u operación en que intervenga en razón de su cargo".

Dejá tu comentario