Presentarán una denuncia penal contra la secretaria de Medio Ambiente

Judiciales

El diputado nacional de ARI, Adrián Pérez anunció hoy que presentará una denuncia penal contra la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, por la presunta comisión del delito de "malversación pública y defraudación" al Estado.

La denuncia, que se presentará el martes venidero, se basa en una investigación periodística publicada hoy por un matutino porteño, en la que se revela que Picolotti habría derivado fondos desmedidos del presupuesto para solventar gastos personales y pagar altos sueldos a allegados que se desempeñan en el área.

"De comprobarse la información publicada por la prensa, estaríamos ante otro gravísimo caso de corrupción en el gobierno de (el presidente Néstor) Kirchner, que se suma a los repetidos escándalos en materia de obra pública que el ARI viene denunciando desde hace años", sostuvo Pérez, uno de los legisladores denunciantes del caso Skanska.

Incluso, Pérez manifestó a través de un comunicado que "si Skanska es el remedio kirchnerista del escándalo IBM-Banco Nación de los tiempos de (el ex mandatario Carlos) Menem, parece que con Picolotti, el Presidente encontró a la María Julia Alsogaray de su gestión".

De acuerdo a un matutino porteño, Picolotti habría incurrido en maniobras presupuestarias que le permitieron derivar dinero público para financiar frecuentes viajes en jets privados, comprar decenas de computadoras de última generación, adquirir muebles que nadie utiliza o alquilar edificios para alojar a cientos de empleados contratados sin motivo.

Según se indicó, el mecanismo para concretar la operación consiste en derivar una importante porción de los fondos del área a una fundación -que no se encuentra sometida a los controles propios de una dependencia pública- para luego facturarle los cuantiosos gastos realizados.

De esta manera, la funcionaria podría disponer más libremente de esos recursos.

La fundación en cuestión es ArgenINTA, creada por el Instituo Nacional de Tecnología Agropecuaria para recaudar dinero a fin de financiar proyectos destinados a la agroindustira.

Luego, esta entidad sumó la función de manejar dinero de otros organismos públicos para "facilitar la flexibilidad operativa".

La secretaría habría desviado unos 20 millones de pesos en lo que va de 2007 hacia ArgeINTA, según la investigación periodística.

Se agregó que Picolotti ordenó la contratación de 350 empleados nuevos que ni siquiera caben en los dos edificios que posee la secretaría.

Asimismo, se señaló que personas pertenecientes al círculo íntimo de la funcionaria que se desempeñan en el organismo cobran salarios superiores a los siete mil pesos.

Por este motivo se habría generado un déficit de casi 18 millones de pesos en la cuenta de gastos de personal.

Consultada por las presuntas irregularidades de su gestión, Picolotti justificó los gastos y las contrataciones, señalando que para concretar el proyecto de limpieza del Riachuelo que impulsa se necesitan "profesionales que cobran 6 mil pesos".

"Todo el tiempo llegan denuncias en mi contra, porque acá echamos a mucha gente que quedó dolida. No estoy robando", sostuvo la secretaria en declaraciones al matutino.

Picolotti asumió su cargo en julio del año pasado y su desembarco en la gestión pública había generado grandes expectativas, a causa de su labor y militancia en organizaciones de defensa del medio ambiente.

Dejá tu comentario