Prisión perpetua para acusado de prender fuego a otro hombre

Judiciales

Un hombre fue condenado a prisión perpetua por haber asesinado a otro, a quien roció con combustible y luego prendió fuego, en octubre del 2002, en el departamento mendocino de San Martín, informaron hoy fuentes judiciales.

El condenado es Fabián Araya, de 22 años, a quien los integrantes de la Cámara del Crimen de San Martín hallaron culpable del asesinato de Roque Benito Simbrón, de 42.

Según la pesquisa, el 20 de octubre de 2004 la víctima fue hallada carbonizada en su casa, tras haber sido rociada con combustible y prendida fuego mientras dormía.

Por el hecho, los detectives apresaron a Araya y a su pareja, Maricel Suane, de 22 años, quienes quedaron a disposición del Segundo Juzgado de Instrucción de San Martín.

Maricel, la novia de Araya, fue excarcelada por la Justicia y se fugó, por lo que pesa sobre ella un pedido de captura.

La pareja vivió los últimos días antes del crimen en la misma finca que Simbrón y, durante la convivencia, se produjeron serias discusiones que se fueron agravando con el correr de los días y derivaron en el crimen, según se estableció en la pesquisa.

La pareja resolvió eliminar a Simbrón, para lo cual compró nafta, roció al hombre y lo prendió fuego mientras dormía, por lo que murió carbonizado.

Dejá tu comentario