Rechazan una demanda a Cavallo por "corralito"

Judiciales

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil rechazó ayer una demanda por daño moral que un abogado promovió contra el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, por los perjuicios que le provocara la puesta en marcha del «corralito financiero», impuesto a fines de noviembre de 2001.

El fallo fue dictado por mayoría de dos votos contra uno por la Sala L del tribunal, ante el reclamo efectuado por el abogado Rolando Esteban Pina, quien se viera obligado a vender bienes durante ese año para pagar deudas y préstamos contraídos en dólares.

Los camaristas Víctor Liberman e Hilario Rebaudi Basavilbaso afirmaron que en la demanda no se explicaron con claridad los hechos en los que Pina se basó para efectuar su reclamo.

El demandante había culpado a Cavallo de «mala praxis» como ministro de Economía, por haber incumplido con normas legales vigentes antes del dictado del Decreto 1.570/01, que restringió el retiro de fondos de bancos y entidades financieras.

Liberman y Rebaudi Basavilbaso dijeron que si bien «debe haber relativamente muy pocas personas en la Argentina que hayan sido beneficiadas o siquiera hayan salido indemnes de la política económica llevada a cabo en 2001», concluyeron que ello «no lleva de la mano a conceder una indemnización por daño moral».

En disidencia, la camarista Marcela Pérez Pardo sostuvo que Cavallo omitió hechos o realizó otros que le impidieron cumplir correctamentecon la función que tenía asignadacomo ministro de Economía, y detalló las normas y leyes que el ex funcionario habría violado en el desempeño de su cargo.

  • Análisis

    La jueza analizó las «enormes» transferencias de capitales al exterior que se produjeron a través del sistema bancario, la operatoria de canje de títulos de la deuda externa « implementada con la conformidad y anuencia de Cavallo» y el accionar culposo en la no detección de situaciones de alto riesgo de estallido social y crisis político-institucional.

    La magistrada justificó el reclamo por daño moral «porque Pina debió vender bienes para salir de una situación de mora en un crédito hipotecario en dólares, perdió su obra social y fue incluido en bases de datos de deudores, lo que le ocasionó, a los 70 años de edad, un sentimiento de pérdida de seguridad personal».

    Para Pérez Pardo las responsabilidades específicas de Cavallo «se vieron incrementadas» porque por delegación de funciones se eliminó el debate y el control legislativo.

    En tanto, el abogado denunciante se mostró sorprendido ante este diario, ya que indicó que no había sido notificado aún del rechazo de la Cámara Civil, aunque no descartó presentar un recurso extraordinario para que la resolución pueda ser revisada.
  • Dejá tu comentario