Sacan nuevas muestras a la familia Macarrón

Judiciales

El joven Facundo Macarrón, su padre y otros seis hombres de la familia se sometieron ayer a una extracción de sangre para determinar si sus ADN coinciden con el patrón genético de las muestras obtenidas en la escena del crimen de la empresaria Nora Dalmasso. A la misma prueba se prestó el albañil y pintor Gastón Zárate, quien está imputado por el asesinato de la mujer, al igual que el hijo de la víctima.

Junto a Zárate, Facundo y Marcelo Macarrón, también se sometieron a la extracción de sangre pedida por el fiscal de la causa, otros seis integrantes de la familia política de la víctima, todos ellos varones. Respecto de Facundo, quien también está imputado por el homicidio de su madre, su abogado comunicó el día anterior que no se iba a presentar a realizar la prueba, pero finalmente ingresó acompañado por su padre, Marcelo Macarrón, sus dos abogados y la perito de parte designada por su defensa, Ana Di Lonardo.

  • Certeza

    Tras realizar el trámite, el abogado Marcelo-Brito, que representa a Facundo, dijo que el muchacho está tranquilo porque «tiene la certeza de saberse inocente». Pese a ello, Brito, en declaraciones a los periodistas que se hallaban en las puertas del edificio, criticó la decisión del fiscal de tomar esas muestras de sangre y dijo que con ello «se están vulnerando los derechos constitucionales de Facundo».

    El abogado también señaló que la perito de parte designada por la defensa, la genetista Di Lonardo -quien estuvo presente en el trámite de extracción de sangre-, le dijo que «no está tan segura de que el FBI (que está analizando muestras halladas en la escena del crimen) pueda obtener patrones genéticos» pertenecientes al supuesto asesino de Dalmasso.

    También fueron convocados al examen varios familiares de Facundo, entre los que se encuentran su abuelo Félix Macarrón, su padre; sus primos, Lucas, Rodrigo y Agustín, y sus tíos Elvio y Telmo. En el mismo marco de la investigación, declararon en la víspera el médico policial Juan Ribecky (uno de los primeros en llegar a la escena del crimen) y el bioquímico Daniel Zabala.

    El bioquímico ratificó haber encontrado semen a través del exudado vaginal, anal y de la zona vulvar, aunque el Ceprocor nunca aclaró de dónde pudo identificar una parte del patrón genético.
  • Dejá tu comentario