Siemens compensará a víctimas de coimas

Judiciales

Los ejecutivos de Siemens tuvieron el miércoles pasado otro dolor de cabeza para sumar a las denuncias de corrupción: el impacto sobre los números de la empresa por el supuesto pago de coimas para garantizarse contratos en el exterior -entre ellos los DNI argentinos- es mayor que el esperado inicialmente. De hecho la empresa anunció una caída en sus proyecciones de ingresos para el segundo cuatrimestre, aunque el CEO de la alemana decidiera mantener su pronóstico de crecimiento para este año.

Frente a ese escenario, Siemens tiene por delante otro problema mayor: deberá indemnizar a perjudicados por las prácticas de corrupción, que el estudio Debevoise & Plimpton de los Estados Unidos ya confirmó por propio pedido de la empresa.

  • Evidencias

    Los abogados investigaron cada una de las áreas de negocios de Siemens y llegaron a una conclusión inquietante: «Encontramos evidencia de violaciones en cada uno de los grupos y países examinados». Ese informe dejó dentro del escándalo a los directorios de la empresa desde 1997 hasta diciembre del año pasado.

    El escándalo involucra pagos estimados hasta ahora en u$s 2.100 millones. El propio Peter Löscher, actual presidente de la compañía, reconoció que estaba sorprendido por el tamaño y la amplitud de la corrupción detectada.

    Pero, al mismo tiempo, el grupo industrial prevé que las negociaciones con la Comisión Valores de los Estados Unidos, donde también se los investiga por los casos de corrupción, serán largas.

    El director de Siemens responsable de lucha contra la corrupción y cuestiones jurídicas, Peter Solmssen, dijo que «consideramos que las negociaciones se prolongarán durante muchos meses. Hay conversaciones pero no las quiero caracterizar», dijo.

    La cuestión no meramente técnica: Siemens debe afrontar posibles multas millonarias en EE.UU. debido a los casos de corrupción y podría ser excluida de licitaciones públicas, la especialidad de esa casa alemana, si es condenada finalmente.

    Solmssen dijo que actualmente no es posible efectuar un cálculo de las cargas financieras totales de los casos de corrupción, que hasta ahora ascienden a 1.800 millones de euros.

  • Informe

    Pero ese universo podría ampliarse. En la junta general de accionistas del miércoles pasado, Siemens dio a conocer un informe del estudio estadounidense contratado como auditor en esta crisis en el que se denuncian numerosos delitos de corrupción y otros contra los reglamentos anticorrupción de los países en que opera la alemana entre 1999 y 2006. Esto fue detectado en casi todas las divisiones de la compañía auditadas y en todos los países involucrados.

    Löscher, a pesar del lapidario informe, intentó salvar la imagen de la empresa prometiendo cambios: «Hemos demostrado nuestro compromiso de incrementar la transparencia y responsabilidad en Siemens, cuando asumí mis responsabilidades no tenía a la vista la magnitud y dimensión del escándalo».
  • Dejá tu comentario