Skanska: empresarios hacen cola en juzgado

Judiciales

El juez federal Norberto Oyarbide libró esta semana órdenes de presentación a las dos concesionarias que se encargaron de elegir a la empresa sueca Skanska y a otras cuatro firmas para la construcción de dos gasoductos, investigadas por presunta evasión impositiva para disfrazar supuestos sobornos a funcionarios del gobierno.

De esta forma, TGN y TGS fueron obligadas a entregar la documentación necesaria que permitirá al juez recabar más información acerca de los diversos pagos en esas obras, las distintas contrataciones realizadas por las concesionarias, así como las conexiones que había entre esas compañías, para determinar si hubo sobreprecios o no a la hora de las construcciones.

Este pedido se deriva de la serie de medidas que Oyarbide había solicitado un mes atrás, entre las cuales se encontraba hacer un peritaje contable a las firmas BTU, Contreras Hermanos, Oderbrecht, Techint y Skanska. Aquella vez Oyarbide había convocado a expertos de la Facultad de Ingeniería de la UBA y de la División Jurídico Contable de la Policía Federal para que fuesen ellos los que analizaran si los montos que cobraron esas firmas se ajustan a los previstos originalmente o si, por el contrario, esas cantidades fueron violentamente infladas.

  • Indagatorias

    El juez federal viene tomando declaración indagatoria desde hace ya dos meses a los 49 imputados en la causa que comanda, por la cual se investigan las presuntas coimas en las que Skanska habría recaído para hacerse de la licitación de esas obras. La semana pasada declararon los dos ex funcionarios kirchneristas implicados, Fulvio Madaro (ex Enargas) y Néstor Ulloa (ex Nación Fideicomisos), quienes, como hicieron en sus declaraciones ante el juez anterior de la causa, Guillermo Montenegro, se desligaron de toda responsabilidad en el pago de sobornos así como en el pago de sobreprecios.

    Ulloa es el único ex K procesado en esta causa, pero en la rama del caso que lidera el juez penal tributario Javier López Biscayart, quien investiga la presunta evasión impositiva en que Skanska habría recaído para hacer frente a los pagos de sobornos. Madaro no figura en ese expediente.

    En ese sentido, el juez penal tributario tiene previsto para hoy indagar a un ex gerente de Skanska, Daniel Zinna, quien se encuentra procesado en este expediente por ser supuestamente uno de los encargados materiales de haber hecho las órdenes de compra de la firma sueca a la empresa fantasma Infinity Group.

    La semana pasada, López Biscayart había ordenado a la AFIP que hiciera una revisión aún más detallada sobre las facturas apócrifas proveídas por las supuestas firmas vendedoras.
  • Dejá tu comentario