Sobornos: De la Rúa volverá a ser indagado

Judiciales

El ex presidente Fernando De la Rua volverá a ser indagado "antes de la feria judicial" de invierno que comienza el 23 de julio próximo, en la causa en la que se investiga el pago de sobornos en el Senado para la aprobación, en 2000, de la ley de reforma laboral.

Así lo indicaron fuentes allegadas a la investigación quienes estimaron probable que la citación al ex Jefe del Estado sea para fines de junio "o los primeros días de julio, antes de la 'feria'".

La fecha de la convocatoria la fijará el juez federal Daniel Rafecas luego de escuchar en los próximos días, en calidad de testigos, al ex vicepresidente Carlos "Chacho" Alvarez y al ex jefe del gabinete de ministros de la Alianza, Rodofo Terragno.

Esas audiencias son las últimas de una serie de medidas solicitadas por el ex jefe del Estado y que incluyeron la declaración de todo su gabinete -solo resta que lo haga Juan Llach- acerca de lo "sorprendido" que se mostró cuando escuchó hablar, por primera vez, del tema de las coimas.

La nueva indagatoria de De la Rua será la cuarta que ordena el juez ya que los abogados del ex presidente periódicamente ofrecen nuevas pruebas (entre ellas pedir que se lo vuelva a escuchar) a las que el magistrado debe acceder para garantizar el "derecho de defensa" de todo imputado en causa penal.

En esta causa el juez Rafecas ya elevó a juicio oral la parte del expediente en el que están procesados -en una medida confirmada por la Cámara Federal- el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique, el ex titular de la SIDE Fernando de Santibáñez, el "arrepentido" Mario Pontaquarto y el senador radical José Genoud.

En idéntica situación, a la espera del juicio oral, están los ex senadores justicialistas Augusto Alasino (Entre Ríos), Emilio Cantarero (Salta), Remo Costanzo (Río Negro), Alberto Tell (Jujuy) y Ricardo Branda (Formosa); acusados de "cohecho pasivo" (cobro de los sobornos) mientras que los funcionarios de la Alianza lo están por "cohecho activo", pago de las coimas.

En una de sus últimas indagatorias, el 18 de diciembre último, De la Rua "descalificó genéricamente los distintos elementos que, en su momento, se valoraron para procesar al resto de los imputados", dijeron sus abogados Miguel Almeira y Virgilio Loiácono, quien luego renunció a la defensa para declarar como testigo.

"Cada vez que habla De la Rua (aquella era la tercera ampliación de su indagatoria) se derrumba esa castillo de naipes que constituye esta causa", dijo Loiácono, ex secretario de Legal y Técnica durante la gestión de la Alianza, quien recordó que el expediente tiene 22.000 fojas y, a su entender, "ninguna prueba concreta".

En el mes de octubre el fiscal federal Federico Delgado pidió el procesamiento del ex presidente al imputarle la "compra", en el año 2000 y mediante el pago de sobornos, de la polémica ley de reforma laboral luego derogada.

El representante del Ministerio Público sostuvo, en su dictamen de 11 carillas, que "se probó que desde la oficina presidencial el mismísimo Presidente de la Nación, era parte del acuerdo ilegal y que, no sólo lo aprobaba, sino que encomendaba ultimar los 'detalles' con el secretario de inteligencia".

Dejá tu comentario