Solari Yrigoyen duda de que Isabel ignorara accionar de Triple A, pero no le consta

Judiciales

El ex senador radical Hipólito Solari Yrigoyen adjudicó hoy a los tres policías presos en la investigación por la Triple A los atentados que sufrió durante la década del 70 y sostuvo que no le "constaba" que la ex presidente Isabel Martínez de Perón supiera del accionar de la organización.

De todos modos, antes de ingresar a Tribunales consideró que "ni la ex presidenta, ni nadie, podía ignorar la existencia" de esa "organización criminal" de ultraderecha.

Solari Yrigoyen declaró cerca de cuatro horas ante el juez federal Norberto Oyarbide que lo convocó para que contara los detalles de los dos ataques de los que fue victima y logró sobrevivir en 1973 y 1975, respectivamente.

El ex legislador llegó ayer desde la ciudad de Puerto Madryn, donde reside, y relató los sucesos que lo llevaron a ser la primera víctima de la Triple A.

El 21 de noviembre de 1973 Solari Yrigoyen sufrió el primer atentado cuando explotó una bomba colocada en su Renault 6 estacionado en el garage de su casa ubicada en Marcelo T. de Alvear al 1200.

Dos años después, otra bomba de la Triple A destrozó su casa de Puerto Madryn y el senador nuevamente logró salvar su vida.

En su exposición, Solari Yrigoyen responsabilizó directamente por esos sucesos al fallecido ex ministro de Bienestar Social José López Rega y a los policías Juan Ramón Morales, Miguel Angel Rovira y Rodolfo Almirón, quien se encuentra detenidos en España.

Al arribar a los Tribunales Federales de Retiro, el testigo dijo a la prensa que "ningún argentino puede alegar que ignoraba lo que pasaba", pero dentro del despacho del juez indicó que no le constaba que la ex presidenta Isabel Peron estuviera al tanto de esa situación.

Incluso, dijo que luego de sufrir el primer atentado la mujer lo fue a visitar para interiorizarse sobre su estado de salud.

Morales, Rovira y Almirón fueron procesados con prisión preventiva por su responsabilidad en los crimenes de la Triple A y días atrás presentaron sus apelaciones que ya fueron derivadas a la Cámara Federal.

Fuentes judiciales precisaron que Morales había solicitado la prescripción de la causa, pero Oyarbide rechazó el planteo y recordó la resolución que dictó semanas atrás mediante la cual declaró que los crímenes de la Triple A debían considerarse de lesa humanidad, lo que convierte la causa en imprescriptible.

Asimismo, Oyarbide aceptó un planteo presentado por diversos organismos de derechos humanos que fueron incorporados como querellantes en la causa.

Dejá tu comentario