Traslado de drogas: citan a indagatoria a ex jefes policiales

Judiciales

El ex jefe de la delegación Salta de la Policía Federal, comisario Carlos Díaz, y el ex subjefe, Guillermo Osler, serán indagados el viernes por el juez que investiga el traslado ilegal de 120 kilos de cocaína desde la ciudad salteña de Orán a la capital de esa provincia por policías que se encuentran detenidos y procesados.

Fuentes judiciales informaron que los ex jefes de la delegación Salta fueron citados a indagatoria para el 8 de este mes, por el juez Federal de Jujuy, Mariano Wenceslao Cardozo, quien está a cargo de la causa porque el delito se descubrió cuando los policías volcaron con el cargamento en territorio jujeño.

Ayer, el juez Cardozo procesó con prisión preventiva a los oficiales Daniel Ferreyra, David Callave y a los suboficiales Daniel Guzmán, Javier Aguilera y Rafaél Orozco, como autores del delito de transporte de estupefaciente agravado por el número de intervinientes y en su condición de funcionarios públicos.

No obstante, los policías estaban detenidos desde el 8 de mayo último, cuando volcaron en la ruta 34, en jurisdicción de Jujuy, la camioneta utilitaria en la que trasladaban la droga de Orán a Salta capital, sin autorización judicial alguna.

El juez también procesó, aunque sin prisión preventiva, a Juan Carlos Zapana, subcomisario a cargo del destacamento en Salvador Mazza (Salta) y al sargento Héctor Bernardino Flores, de la misma dependencia, por el delito de encubrimiento agravado.

Además, en su resolución, el juez Cardozo cuestionó a las máximas autoridades de la Policía Federal porque "lamentablemente ha involucrado a la propia institución en el respaldo irrestricto al procedimiento cuestionado y al personal investigado" y remitió todas las actuaciones al ministro del Interior, Aníbal Fernández, "responsable político de la fuerza".

Cardozo quiere ahora interrogar a los ex jefes de la Delegación Salta de la delegación Federal como imputados, ya que cuando él fue al lugar del accidente ambos ya se encontraban allí.

Según la policía, la droga fue secuestrada en un procedimiento policial efectuado la noche del 7 de mayo pasado en Salvador Mazza, en la frontera con Bolivia, y los policías la llevaban a la capital de Salta al momento de accidentarse.

Pero la falta de pruebas de ese supuesto procedimiento, sumado a que no había habido orden judicial alguna de trasladar la droga, dio inicio a una causa judicial en la que los policías quedaron acusados de trasladar ilegalmente la cocaína.

Según el fiscal federal jujeño Domingo Batule, el procedimiento policial "no existió" e incluso consideró que la maniobra policial podía equipararse a la de los narcotraficantes.

Dejá tu comentario