Valores distintos para tres casos

Judiciales

Basándose en la teoría del «esfuerzo compartido», la Justicia Comercial aplicó un novedoso criterio para deudores morosos que han sido excluidos de la pesificación. Esto, tomando como punto de referencia la antigüedad de la morosidad.

Por caso, la Sala B ha fijado un tipo de cambio menor que el real para una deuda en dólares que ha entrado en morosidad. Así, en la causa «Delistovich Armando c/Transporte del Oeste» sostuvo que 80% estará a cargo del deudor moroso, mientras que el acreedor asumirá el 20% restante. Teniendo en cuenta este criterio, 80% de la diferencia que trajo la devaluación debe ser absorbido por el deudor. En otras palabras, hoy con un dólar a $ 3,00 la diferencia con el 1 a 1 es de $ 2. Aplicando el fallo de la cámara, 80% de esos $ 2 corresponde al deudor y del resto debe hacerse cargo el acreedor por la aplicación del «esfuerzo compartido». Esto da un tipo de cambio de $ 2,60.

En otro expediente, «Panizo Jorge c/Gatto Patricia y otros», los camaristas vuelven a sostener el criterio de que, a partir de la mora, sus consecuencias se trasladan al deudor. Así, afirma que la suma por la que la ejecución prospere y el valor del dólar, según exceda su cotización en el mercado libre de cambio, de la paridad vigente a la hora de contratar (uno a uno), deberá ser absorbida por las partes en distintas medidas. El 90% estará a cargo del deudor moroso, mientras que el acreedor asumirá el 10% restante.

En la causa «Recalde Roberto c/Caballero Santo» se mantiene el criterio del «esfuerzo compartido» acorde con la antigüedad de la mora. Aunque en este caso específico se establece que 70% de la brecha entre $ 1 y el valor del dólar libre a la cotización de la fecha estará a cargo del deudor y el 30% restante deberá ser asumido por el acreedor.

Dejá tu comentario