Deportes

Kyrgios protagonizó otro papelón: rompió dos raquetas, insultó y escupió al árbitro

El australiano explotó de furia en el Masters 1000 de Cincinnati. Podría recibir una dura sanción de oficio de la ATP.

El australiano Nick Kyrgios volvió a protagonizar un papelón. El polémico tenista explotó de furia en el Masters 1000 de Cincinnati: rompió dos raquetas, insultó al árbitro y la escupió.

El partido venía bien para Kyrgios y se llevó el primer set ante el ruso Karen Khachanov por 7-6. Sin embargo, se le cruzaron los cables por una discusión con el árbitro y perdió los otros dos por 7-4 y 6-2.

La furia de Kyrgios se desató porque sentía que el árbitro lo estaba apurando en sus saques. El australiano le contestó que era de los jugadores más rápidos en el circuito y que la rutina de Rafael Nadal, quien ni siquiera juega el torneo, le lleva 20 segundos y nadie le dice nada.

Tras perder el segundo set, continuó discutiendo con el árbitro y pidió ir al baño. Ciego por la furia, agarró dos raquetas que tenía y las rompió contra el suelo del pasillo. A la vuela, siguió discutiendo con el juez.

El australiano estaba sacado y recibió una sanción antideportiva con quita de punto del game. Al finalizar el juego, Kyrgios escupió al juez a la distancia y le gritó "Eres una p*** herramienta". Después, saludó a Khachanov y se retiró.

Las repercusiones

Con el correr de las horas, se anunció oficialmente que Kyrgios fue sancionado con una multa de 113.000 dólares, una de las mayores que recibió un tenista en los últimos años.

La ATP aclaró que la sanción incluía multas individuales por "dejar la cancha sin permiso, expresar una obscenidad y por conducta antideportiva". Además del castigo económico, el australiano de 24 años podría ser suspendido por reincidente una vez que se haya llevado a cabo la investigación completa.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario