Mundo

La Casa Blanca apuesta al máximo rigor

Washington - Estados Unidos “nunca permitirá” que Irán desarrolle armas nucleares, advirtió ayer la Casa Blanca.

“La máxima presión sobre el régimen iraní continuará hasta que sus líderes cambien su accionar”, dijo la portavoz de la presidencia, Stephanie Grisham.

La funcionaria insistió en que Washington “y sus aliados nunca permitirán que Irán desarrolle armas nucleares”.

En tanto, la Casa Blanca aseguró a través de un comunicado que había sido “un error del acuerdo (de 2015) permitirle a Irán enriquecer uranio a cualquier nivel”.

“Debemos restaurar el antiguo estándar de no proliferación de enriquecimiento para Irán”, detalló el texto.

“El régimen debe poner fin a sus ambiciones nucleares y sus provocaciones”, añadió.

Teherán, que intentó presionar a las partes restantes para salvar el trato, anunció el 8 de mayo que ya no respetaría el límite establecido en sus reservas de uranio.

Agencias AFP y ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario