Política

La Casa Rosada sumó media docena de gobernadores al acuerdo y espera por Cristina

Weretilneck (Río Negro) y Gutiérrez (Neuquén) también buscan acuerdo. Frigerio recibió ayer a Juan Manuel Urtubey, quien emerge como armador del peronismo anti K. Scioli se acerca a Alternativa Federal, espacio de los mandatarios peronistas. "Más vale tarde que nunca; que en el país haya un espacio donde se pueda dialogar es bueno", manifestó el precandidato presidencial.

Juan Manuel Urtubey encabezó ayer el segundo trío de gobernadores que acudieron a la convocatoria de diálogo de la Casa Rosada. Tras iniciar las conversaciones con la oposición por el acuerdo de diez puntos para transitar el año electoral con estabilidad, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, continuó ayer con las rondas de reuniones, esta vez con los gobernadores Alberto Weretilneck (Río Negro), Omar Gutiérrez (Neuquén) y con el mandatario salteño.

Urtubey pidió que “la dirigencia sea capaz de sentarse a dialogar”, y agregó: “Más vale tarde que nunca; que en el país haya un espacio donde se pueda dialogar y discutir para ponernos de acuerdo es muy bueno”. El gobernador de Salta venía de reunirse en la Ciudad de Buenos Aires con Daniel Scioli y ambos dirigentes del peronismo coincidieron en la “necesidad imperiosa” de “trabajar en el diálogo y los consensos para sacar al país de la crisis por la que atraviesa”. De este modo, Urtubey continuó con su ronda de encuentros con actores de la política doméstica, después de haberse reunido con el senador justicialista Miguel Angel Pichetto a principios de esta semana y el miércoles también con la líder del GEN, Margarita Stolbizer.

“Estuve con Stolbizer y con Scioli planteándoles: animémonos todos en un espacio superador a la pelea (Mauricio) Macri- Cristina (Kirchner). Planteemos una instancia superadora en la Argentina”, sostuvo el referente de Alternativa Federal. El mandatario peronista pidió “despegarse de mezquindades” y evaluó que Lavagna “va a tener que estar porque no hay más remedio”. “Lo peor que podemos hacer nosotros es partirnos en mil pedazos y no tener competitividad”, consideró el salteño, quien pidió que los sectores que cuestionan a Macri y a Cristina Kirchner expresen una unidad de acción.

Frigerio, en cambio, destacó “las muy buenas respuestas” por parte de la oposición para discutir y consensuar “puntos básicos para despejar dudas respecto del futuro de la Argentina”.

El funcionario recalcó que “hoy más que nunca el país necesita dar esta muestra hacia el mundo”, en referencia a la convocatoria lanzada por el Gobierno de Mauricio Macri, y aseveró que las puertas de la Casa Rosada “siempre” están abiertas “para conversar mano a mano” incluso con la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner.

“Hemos tenido muy buenas respuestas a la búsqueda de consensos de (Miguel Ángel) Pichetto, de (Juan Manuel) Urtubey, de distintas asociaciones civiles de la Argentina y de los representantes de los cultos”, dijo Frigerio. “La verdad es que impresiona la receptividad a la iniciativa y el consenso sobre esos puntos básicos que ayudan a despejar dudas respecto del futuro de la Argentina en términos de nuestra seriedad como país y como Nación”, agregó. En el mismo sentido, remarcó: “También hoy el doctor (Roberto) Lavagna dio una primera respuesta a este llamado del Presidente y también es positiva de los puntos, sino que los aclaró”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario