Ambito Nacional

La crisis de Chubut asfixia también a los municipios

Los jefes comunales de Trelew, Comodoro y Esquel coinciden en que el descalabro local, sumado a las circunstancias nacionales, puso a los distritos en una virtual situación de quiebra.

En Chubut las promesas cada vez tienen menos valor. Luego de anunciar que el miércoles se realizaría un pago de 30 mil pesos para todos los trabajadores estatales (a cuenta para aquellos sueldos más altos), el Gobierno de Mariano Arcioni no pudo cumplir su palabra y retomó el cronograma de pago escalonado.

El ministro de Economía, Oscar Antonena, admitió que el Gobierno nacional destinará 1.327 millones de pesos, pero que, hasta el momento, sólo se giraron 500 millones, una cifra que según el funcionario “no alcanza”.

La crisis no se detiene. ¿Pero de qué manera impacta en los municipios? “Cuando una provincia no funciona, no importa si vos tenés el municipio ordenado. Todo te afecta...”, le dice a Ámbito Financiero, Carlos Linares, intendente de Comodoro Rivadavia por el Frente de Todos. El jefe municipal, que en junio perdió las elecciones a gobernador ante Arcioni, asegura que “hoy es un escenario de pérdida. Ya vamos dos años de no poder tener clases con normalidad. En infraestructura, lo mismo. Y es algo que no se arregla. Tenemos la estructura dañada. De nuestra parte tratamos de aportar, pero no nos llaman siempre”.

En la misma línea, Sergio Ongarato, jefe municipal de Esquel por Cambiemos, sostiene que “vengo hablando con comerciantes y me plantean que con la inflación convivían, pero que con el pago escalonado el empleado provincial empezó a restringir y la caída en las ventas se está dando de manera sostenida”.

Durante la campaña, Linares fue uno de los principales críticos de la gestión de Arcioni. Hoy, a sabiendas de que en diciembre dejará de ocupar su lugar, asegura que “me voy con la tranquilidad de saber que siempre prefiero perder diciendo la verdad que ganar diciendo mentiras”.

Ongarato grafica la situación en detalle. “En marzo de 2018 la provincia paralizó todos las obras publicas de Esquel. Alrededor de 300 empleados de construcción quedaron parados. Chubut es la única provincia en la que los ingresos brutos los cobra la municipalidad. Al paralizarse el comercio, se cayeron los ingresos brutos y los empleados públicos no están pagando ni la patente. Es una situación preocupante”.

El intendente de Trelew, Adrián Maderna, integrante de Chubut Somos Todos (que responde al gobernador) toma la palabra y asegura que, pese a que “estos 60 o 90 días van a ser duros, el pago escalonado va a tener solución. El año pasado hubo una experiencia similar y el mismo gobernador pudo ponerse al día con los salarios”. Habrá que ver si la situación sigue el mismo curso.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario