Edición Impresa

La diversidad, en muestra de famosos canadienses

Las obras, que datan de la época en que el sida hacía estragos, son un llamado a la conciencia.

El Malba inauguró su temporada artística 2017 con "Tiempo partido" del grupo canadiense "General Idea", que reúne 120 obras entre videos, arte correo, fotografías, publicaciones, testimonios de archivo, performances y pinturas realizadas entre 1969 y 1994. Sus tres artistas conocidos por sus seudónimos, AA Bronson (1946), Felix Partz (1945-1994) y Jorge Zontal (1944-1994) exhibieron internacionalmente hasta su disolución después de la muerte, a causa del sida, de dos de sus integrantes.

Sus propuestas eran desafiar los valores sociales, revelar los personajes sofisticados atrapados en una "sociedad burguesa", y parodiar especialmente al ámbito artístico. Asociaron el mundo del arte con el glamour a través de la revista FILE, anagrama de LIFE, y se enfocaron en los temas de género y la represión sexual.

Hacia los 80 lanzaron su campaña sobre el sida, AIDS en inglés, basada en la tipografía de una famosa pintura de fines de los 60, LOVE, de Robert Indiana. Esta ocupa una sala del Malba junto a intervenciones sobre réplicas de Mondrian y Duchamp. Este logo, junto a remeras y llaveros masivamente publicitados, provocó que la gente tomara conciencia de la enfermedad.

En otra de las salas se exhibe "Mondo Cane Kama Sutra" (1984), 10 paneles de fondo negro cuya imagen son tres caniches en tono fluor en diferentes posiciones sexuales. Obra que en ese entonces revelaba un tema tabú: la homosexualidad. En el hall central, colgadas del techo, se exhiben tres gigantescas patillas de AZT que conforman "PharmaCopia (1992) y, alineadas en el pasillo del segundo piso, "Un año de AZT" (2001), 2000 pastillas de menor tamaño que indican la cantidad que había que consumir en un año para combatir el sida. Otras instalaciones aluden al ficticio concurso de belleza "Miss General Idea", los vestidos diseñados a manera de persianas y cuadros con formas de zigurat.

Hay una instalación en el primer piso, una sala de un blanco glaciar compuesta por placas de telgopor. Se trata de "Fin de Siglo" inspirada en una obra de Caspar David Friedrich de 1893. "El mar de hielo". Las tres pequeñas focas instaladas en el fondo de este "glaciar" remiten a estos tres artistas, suerte de autorretrato, tres vidas a merced de fuerzas que no pueden controlar.

Considerados artistas de culto, construyeron un discurso pionero en temas como la discriminación y la diversidad sexual. Y Joaquín Pérez Rubio, curador de la muestra y de la que se exhibió recientemente en la Fundación Jumex de México, señaló que "al combinar performances con actos de cultura de masas, estos artistas se convirtieron en comentaristas de la realidad y de lo que estaba sucediendo en la sociedad". (Clausura el 26 de junio).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora