Edición Impresa

La divisa marcó otro récord, a $26,73

Con gran volatilidad y altas dosis de desconcierto entre los operadores, el dólar aceleró ayer su tendencia alcista y marcó un récord, al saltar 34 centavos a $ 26,73, pese a nuevas ventas del Banco Central. En el mercado mayorista, la divisa saltó 25 centavos al máximo histórico de $ 26, mientras que en el paralelo ya se vende a $ 27.

La nueva suba de la moneda fue producto de una importante demanda como refugio, en el caso de los bancos para cubrir las ventas de billetes, de tarjetas que se paga al exterior por turismo, pasajes y gastos, mientras que empresas, inversores privados, y fondos siguieron firmes comprando la divisa.

La punta vendedora fue abastecida por la autoridad monetaria, que intervino en la primera parte de la rueda, con ventas por unos u$s 150 millones, pero luego se retiró, comentaron en el mercado. Así en el inicio, el billete minorista llegó a ceder hasta 17 centavos, ya que también ayudó un comunicado del Ministerio de Finanzas, que anunció que utilizará u$s 7.500 millones del acuerdo con el FMI para ventas en el mercado cambiario (ver aparte).

"Hay confusión sobre estrategia del BCRA, y encima de todo, la Fed subió tasa, con la previsión de dos alzas más en el año; es mucha incertidumbre, los inversores despliegan tácticas conservadoras para proteger capital, flujos matan fundamentals hasta que se aclare el panorama", indicó el economista Gustavo Ber.

Para Fernando Izzo,de ABC Mercado Cambios, "el BCRA aparentemente quiere castigar al mercado, tanto al que compra como al que vende dólares, ya que la oscilación de la divisa mayorista fue de 3,5% diaria, entre $ 25,50 y $ 26,40". Así, se operó muy poco volumen, solo u$S 495 millones, un 55% menos que el martes.

"Hay que tener en cuenta que con solo u$s 46 millones pactados en la última hora, el tipo de cambio ya había subido rápidamente y cotizaba en pantallas a $ 26 comprador, y el vendedor a $ 26,40, cotizaciones insólitas con un porcentaje de diferencia de 1,5% entre puntas, si pensamos en un mercado de cambios normal, de cualquier otro país vecino, la brecha es de 0,0003%", resaltó Izzo.

Los operadores también siguieron de cerca la tasa de interés del "call money", que llegó a 40,50%. Las tasas de Lebac en el mercado secundario se operaban en el plazo de 8 días al 42%, a 35 días al 41% y a 98 días al 39,50%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario