Edición Impresa

La era de los "bancos café"

Más allá de la tecnología, los bancos también están transformando sus sucursales físicas para que sean más placenteras para sus clientes. Desde el año pasado son varios los que dispusieron espacios con cafeterías, wifi libre y sin cajas. Los usuarios los utilizan como lugares para combinar el trabajo de oficina y a la vez operar con las máquinas de autoservicios.

Estas nuevas sucursales apuntan a atraer a un público más joven, que prefiere tiempos y espacios flexibles para trabajar, y que combinan sus actividades personales con las laborales. Promueven también el coworking y tienen horarios que superan la franja normal de atención, de 10 a 15, y abren de 8 a 20.

El primero se inauguró a fines de 2018 en Recoleta. Es una asociación entre el banco Galicia con la cadena Starbucks. Asimismo, Santander Río inauguró recientemente su primer Work Café, un espacio de coworking, colaborativo y abierto a clientes y no clientes. Otros como Banco Nación en Plaza Serrano y Macro en su nueva torre en Retiro, también se sumaron a la novedad.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario