Ambito BIZ

La fintech Wenance colocó deuda por $190 millones al 57% anual

Concretó la emisión de la segunda serie de un fideicomiso financiero. Evaluó que en septiembre mejoraron las condiciones del mercado con relación a julio y agosto.

Wenance, una de las principales fintech de crédito al consumo, colocó la segunda serie de su Fideicomiso Financiero de préstamos personales por un total de $ 190.477.186. Pagó una tasa de 57,4% anual, que duplicó el nivel que había pagado por una colocación de casi $ 100 millones en diciembre de 2017, antes del empeoramiento de las condiciones económicas y financieras del país.

El director financiero (CFO) de Wenance, Rafael Soto, amplió a Ámbito.com los detalles de la estrategia financiera de la principal fintech argentina en el segmento de créditos personales on line.

Rafael Soto: "Esta una colocación que teníamos preparada desde abril pasado. Y vino el vendaval económico y la tuvimos que suspender. Y ahora vimos condiciones un poquito más favorables y que el mercado se empezó a abrir; y decidimos lanzarla. También volvieron a aparecer los colocadores habituales de este mercado, muchos vinculados al comercio minorista de electrodomésticos, y entendimos que había clima propicio para esta segunda colocación".

Periodista: ¿Cómo fueron los resultados de esta emisión respecto de la primera?

RS: En la primera pagamos 28,50% y en este caso la tasa fue de 57,4%. Hace un par de meses estaba cerrado directamente el mercado. En julio y agosto prácticamente no hubo colocaciones. Era muy difícil salir a colocar. Y ahora se está volviendo a regenerar.

P: ¿Qué relevancia tiene el mercado de fideicomisos financieros?

RS: Es algo muy importante para el dinamismo del financiamiento del consumo. Porque todas las entidades que financian el consumo, como tarjetas de crédito, las cadenas de electrodomésticos, empresas de créditos personales como nosotros, son todos emisores de fideicomisos. Toda la financiación al consumo de entidades no bancarias termina en este mercado de fideicomisos financieros. Por suerte es un mercado que ya tiene bastante historia, dinamismo y volumen. Pero llegado un momento cuando las tasas se disparan a niveles muy altos y se pierden las referencias, se cierra el mercado. No es porque no haya apetito de riesgo sino porque no hay precio. Hay liquidez pero no hay tasa. El inversor está haciendo una colocación a 6, 9 o 12 meses de plazo y necesita tener una referencia de tasa. Eso se había perdido en estos últimos meses. Ahora recomienza, con un mercado de Lebac más acomodado, las Letes y otros instrumentos del Gobierno que empiezan a emitirse y dan referencia de tasa. El Rofex también aporta en referencia de tasa.

P: ¿El fideicomiso financiero es la única opción disponible o la más barata para este momento?

RS:
Es una opción que a largo plazo es muy eficiente porque te permite salir de forma recurrente al mercado, una vez que el emisor ha establecido un track record. Hay colocadores entre las cadenas de electrodomésticos que van por la serie 191. En la medida que uno se va haciendo de reputación, el mercado siempre está abierto para este tipo de colocadores. Nosotros con nuestra serie 2 no podíamos arriesgarnos mucho al momento del mercado, pero el que tiene track record se arriesga porque el mercado ya lo conoce. Por eso es importante para un emisor como nosotros estar presentes en el mercado periódicamente de manera de generar ese track record.

P. ¿Y qué pasa con otras opciones de fondeo?

RS: Adicionalmente, nosotros también tenemos inversores institucionales extranjeros o nacionales que también nos han acompañado y lo siguen haciendo para que podamos seguir creciendo. Pero son inversores que a veces están y a veces no, dependiendo de la coyuntura económica. Algunos inversores se ponen en modo wait and see y hay algunos que cuando otros se corren ellos ven oportunidades y empiezan a interesarse más.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario