Edición Impresa

La industria trabajó al 56,2% de su capacidad en enero

La baja fue de 5,4 puntos porcentuales con respecto a un año atrás y de 0,4 p.p. en relación a diciembre. Productos textiles y sector automotriz fueron los de peor desempeño. Pese a que Gobierno habla de que la caída de la actividad llegó a un piso, la crisis seguirá mostrando su impacto.

La utilización de la capacidad instalada en la industria continuó en niveles bajos en enero, al ubicarse en 56,2%, lo que significó una baja de 5,4 puntos porcentuales y su menor nivel desde julio del 2002, informó ayer el Indec. En línea, en relación con diciembre, el indicador también anotó una baja de 0,4 p.p., en un contexto complicado para el sector manufacturero debido a que persisten los efectos de la crisis cambiaria sobre la actividad y sobre la evolución de los precios, sumado a que las restricciones de liquidez se mantienen en niveles elevados, a través de las altas tasas de interés.

Entre los segmentos que finalizaron por encima del nivel general se encuentran Productos del Tabaco (83,9%), seguido por Refinación del petróleo (76,6%) e Industrias metálicas básicas (71,7%), que completaron el podio. Pese al contexto complicado para la actividad, en la economía suele haber una creencia de que las industrias comienzan a planear expandirse una vez que su capacidad instalada se encuentra cerca del 75%. Más abajo se ubicaron Sustancias y productos químicos (68,9%), Papel y cartón (67,4%), Productos alimenticios y bebidas (57,5%), ante la menor elaboración de bebidas gaseosas, aguas y sodas, productos lácteos y en la molienda de oleaginosas, En tanto, Minerales no metálicos trabajó al 57,1% y Edición e impresión al 56,7%.

Valores

Por debajo del nivel general finalizaron cuatro rubros, todos con una capacidad ociosa superior al 50%. Productos de caucho y plástico totalizó un 48,4%, seguido por Metalmecánica, excepto automotores (38,4%), ante la merma de los niveles de producción de maquinaria agropecuaria y aparatos de uso doméstico, Productos textiles (31,4%), por la caída en la elaboración de hilados de algodón y de tejidos, e Industria automotriz (15,7%). Este último rubro sintió el impacto de la menor cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices a partir de la menor demanda y de la realización de paradas técnicas en algunas de las plantas productivas.

Valores

Escenario

Si bien enero suele ser un mes en el cual se percibe una merma en el trabajo de la industria manufacturera debido a las paradas técnicas y a la menor demanda por vacaciones, el principal motivo del mal desempeño del indicador responde al complejo escenario que está atravesando la economía argentina, con una inflación que se ubica por encima de los niveles esperados, lo que ha llevado al Banco Central a endurecer la política monetaria. Si bien desde el oficialismo trabajan con la hipótesis de que la caída de la actividad ya ha alcanzado un piso, lo más factible es que en los próximos meses continúen registrándose bajas en el indicador, lo que complicaría a otros indicadores sociales, laborales y de ingreso, ya que la industria es uno de los segmentos más intensivos en lo que respecta a la utilización de mano de obra.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario