Economía

La industria trabajó en junio al 59,1% de su capacidad

En relación a mayo el retroceso fue de 2,9 p.p. Datos confirman que continúa el freno en la actividad económica.

La utilización de la capacidad instalada en la industria (UCII) se contrajo en junio en 2,7 puntos porcentuales en la comparación interanual, al 59,1%, mientras que en relación a mayo retrocedió 2,9 p.p., informó ayer el Indec. Sucedió en un contexto de una fuerte retracción de la actividad industrial, que en el primer semestre del año acumuló una merma apenas por debajo al 10% interanual (9,4%), a pesar de la mayor estabilidad cambiaria que prevaleció durante el mes.

Por encima del nivel general se mantuvieron Industrias metálicas básicas (80,2%), seguido por Refinación del petróleo (73,8%) y papel y cartón (68,7%), que completaron el podio. La experiencia indica que las empresas de los diversos sectores comienzan a pensar a invertir cuando la utilización de la capacidad se encuentra cerca del 75%, de modo que estos sectores podrían pensar en expandirse. No obstante, el complejo escenario actual, de restricciones de liquidez, a través de elevadas tasas de interés y de un elevado nivel de encajes, sumado a la menor demanda interna, podría complicar este proceso.

También finalizaron por encima Productos minerales no metálicos (67,1%), Productos alimenticios y bebidas (59,8%), y Edición e impresión (59,1%).

Por debajo del nivel general finalizaron los segmentos de Sustancias y productos químicos (57,2%), Productos del tabaco 54,6%), Productos textiles (53,5%), Productos de caucho y plástico (53,5%), Metalmecánica excepto automotores (48,2%) e Industria automotriz (34%). Este último segmento, que cuenta con un 66% de su capacidad ociosa, fue uno de los más golpeados a lo largo del año. Esto puede verse reflejado en el anuncio de la automotriz Honda, que dejará de producir vehículos en Argentina (ver pág. 8).

Estos datos parecen confirmar que continúa el freno en la actividad económica, que dista de recuperarse. Es más, es probable que el fuerte incremento del tipo de cambio registrado en los últimos días, que llevó al Banco Central a subir todavía más la tasa de referencia de la economía (ver pág. 5), vayan a complicar a los datos del sector en los próximos meses. Esto afectaría a distintos indicadores sociales, de empleo y de ingresos, ya que el sector industrial suele ser uno de los más intensivos en lo que es utilización de mano de obra. Por el momento, lo más factible es que se esté lejos de llegar al fin de la recesión.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario