Economía

La inflación mayorista se desaceleró al 1,7%

En mayo había registrado una suba del 4,9%. En el primer semestre el alza llega al 20,7%, por debajo del IPC. Jugó a favor mayor estabilidad cambiaria.

El Índice de precios internos al por mayor (IPIM) se desaceleró en junio, al ubicarse en el 1,7%, por debajo del 4,9% del mes anterior, y acumuló en el primer semestre un alza del 20,7%, según lo informado ayer el INDEC. Ambos registros fueron inferiores a los de la inflación minorista (2,7% y 22,4%, respectivamente). En los últimos doce meses, el avance del IPIM fue del 60,8%, por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC), tras la fuerte depreciación del tipo de cambio registrada en 2018.

El resultado respondió a la suba del 1,9% en los productos nacionales y a la caída del 1,1% en los importados. Uno de los elementos que jugó a favor de este indicador fue la estabilidad cambiaria registrada en los últimos meses, ya que el oficialismo comenzó a utilizar al tipo de cambio como el ancla nominal de la economía, en conjunto con el congelamiento de tarifas, para evitar así una nueva aceleración de la inflación. Vale recordar que la canasta del IPIM está compuesta por una mayor cantidad de bienes transables, en comparación con el IPC, de modo que suele estar más afectado por las variaciones del tipo de cambio.

En este escenario, los productos primarios crecieron el 2,3%, a partir de los aumentos observados en productos agropecuarios (+4,9%), pesqueros (+4,6%) y minerales no metalíferos (+4,1%), mientras que los de petróleo crudo y gas se mantuvieron estables. Por su parte, los productos manufacturados crecieron un 1,7%. Se destacaron el crecimiento de Productos textiles (+3,3%), Tabaco (+3,1%), Productos de minerales no metálicos (+2,9%), Sustancias y productos químicos (+2,5%) y Máquinas y equipos (+2,4%), entre otros. Por su parte, Alimentos y bebidas aumentó 1,9%. Hubo sectores que finalizaron con variaciones negativas, como Máquinas y aparatos eléctricos (-1,8%) y Productos metálicos básicos (-1,5%). En tanto, la energía eléctrica avanzó 0,8%. Por su parte, el Índice de precios internos básicos al por mayor (IPIB), que no considera el efecto impositivo incluido en el IPIM, avanzó también el 1,7% en junio, acumulando un 20,8% en los primeros seis meses. Fue a partir de un alza del 1,9% en los productos nacionales y una baja del 1,1% en los importados. En los últimos doce meses avanzó el 60,2%. En tanto, el Índice de precios básicos del productor (IPP), que mide la variación promedio de los precios percibidos por el productor local, excluyendo los bienes importados, creció 1,9% en el mes, anotando un alza del 21% en el primer semestre. En la comparación interanual creció un 59,3%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario