La Justicia común decidirá sobre Áñez

Edición Impresa

La Paz - La Justicia de Bolivia determinó ayer que la expresidenta de facto Jeanine Áñez debe ser procesada por la vía ordinaria –y no en un juicio de responsabilidades en el Congreso– por su presunta responsabilidad en las muertes de manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad durante su gestión, informó su abogado, Luis Guillén.

El Juzgado Primero de Instrucción en lo Penal de El Alto, en el departamento de La Paz, concluyó que Áñez no puede tener privilegios, porque no asumió la Presidencia de Bolivia en 2019 por las vías legales.

No obstante, la decisión final está en manos del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), porque el caso está en etapa de apelación de la defensa.

Se trata de “una decisión arbitraria y que no está coincidiendo con la Constitución Política del Estado, nuestro Código Penal y las leyes vigentes”, sostuvo el abogado Guillén en declaraciones a periodistas locales.

“Vale decir que a través de esta forma han encontrado un vacío legal para llevar a una expresidenta a un juicio ordinario”, agregó, según la agencia de noticias Sputnik.

Dejá tu comentario