Información General

La matrícula en el nivel inicial creció un 63,4% entre 1996 y 2017

Los datos se desprenden del informe anual del Observatorio Argentinos por la Educación. El jardín de infantes es el nivel que tiene mayor presencia del sector de gestión privada (acapara al 33% de los estudiantes).

Entre 1996 y 2017 la matrícula en el nivel inicial creció un 63,4%, lo que se traduce en 698.023 alumnos más. La estadística muestra entonces que tres de cada cuatro niños de entre 3 y 5 años en el país asisten al jardín de infantes. Además, es el nivel que tiene mayor presencia del sector de gestión privada (acapara al 33% de los estudiantes).

Los datos se desprenden del informe anual del Observatorio Argentinos por la Educación. Allí se analizan cinco dimensiones: el acceso, la eficiencia interna (repitencia, promoción efectiva y progreso en edad esperada), los recursos humanos, los recursos financieros y los resultados de aprendizaje.

Guillermina Tiramonti, profesora e investigadora de FLACSO, menciona en el informe que el crecimiento en la matrícula del jardín responde a varias causales: “La incorporación de las mujeres al mercado de trabajo, los cambios en la organización familiar y –últimamente– la comprobación de los beneficios que la asistencia a este nivel educativo tiene sobre los aprendizajes futuros y la socialización”.

Los alumnos de jardín (1.798.831) representan el 17% de la matrícula total y constituyen el nivel con menor cantidad de estudiantes, en comparación con la escuela primaria y secundaria. La sala de 5 años es la que mayor cantidad de alumnos tiene en 2017, concentrando el 40% de la matrícula del nivel. La de 4, en tanto, reúne un porcentaje similar, con 36%. En los últimos años, el crecimiento de la sala de 4 años ha traccionado el crecimiento del nivel.

Desde 1996, la matrícula total del nivel ha pasado de 1.100.808 a 1.798.831 en 2017: un crecimiento del 63%. Ese crecimiento es explicado en gran medida por el aumento en la matrícula de la sala de 4, que representa un crecimiento de 125% en el mismo período, pasando de 288.414 estudiantes a 649.907.

Por su parte, Victor Volman, coautor del informe y director técnico del Observatorio Argentinos por la Educación aseguró a Ámbito que el crecimiento de la matrícula en el nivel inicial “está vinculado a la extensión de obligatoriedad a la sala de 4 en el año 2014 y la obligación del Estado a garantizar acceso a la sala de 3 para quien lo requiera”. Según él, este “cambio normativo fue acompañado por una política de expansión de oferta del nivel mediante la construcción de jardines de infantes”.

alumnos nivel inicial.jpg

La sala de 3 años y el jardín maternal, en cambio, contienen al 18% y 6,1% de la matrícula del nivel, respectivamente. Un punto importante es que desde el punto de vista de la ley, sólo las salas de 4 y 5 años son obligatorias.

Mientras tanto, se observa que la sala de 3 tiene un crecimiento proporcionalmente similar al de la sala de 4, aunque con números absolutos más bajos: crece un 129%, de 139.195 estudiantes a 319.300. Por su parte, el jardín maternal también muestra un crecimiento considerable en los últimos años: desde 2011 ha crecido un 29%, de 84.394 a 109.165 estudiantes.

Estatales y privados

Respecto a jardines estatales o privados, ambos sectores han crecido considerablemente en los últimos 20 años. El 33% de la matrícula del nivel inicial acude a escuelas de sector de gestión privada. De los 698.023 alumnos que incorporó el nivel desde 1996 hasta 2017, 431.293 –es decir, casi dos tercios– fueron producto del aumento de la matrícula en el sector estatal. Sin embargo, el sector estatal ha crecido relativamente menos que el sector privado: 56% contra 80%.

“En primaria y secundaria, el Estado históricamente lideró la expansión de la oferta. Por eso predomina la oferta estatal en el país. Esta expansión en inicial es más reciente, y frente a un crecimiento de la demanda mayor al crecimiento de la oferta estatal, el sector privado ganó presencia, aunque dista de ser una presencia mayoritaria. Es importante recordar que en el total del país, el 67% de los chicos del nivel inicial asiste a una institución del sector estatal”, explicó Volman.

En ese sentido, las provincias muestran niveles dispares en la presencia del sector privado en la educación inicial. En CABA, provincia de Buenos Aires y Mendoza, el 56%, 40% y 37% de los estudiantes de nivel inicial acuden a escuelas de gestión privada, mientras que este indicador es de 14%, 14% y 15% en Santiago del Estero, La Rioja y Chaco.

Respecto a la cantidad de chicos por maestro, en 1998, el nivel inicial contaba con 15,4 estudiantes por cargo docente en promedio. En los años posteriores, la cantidad de estudiantes por cargo disminuyó en 1999, para luego aumentar y llegar a su pico en 2001, con 17,1.

nivel inicial 2.jpg
<p>La otra cara de esta estad&iacute;stica muestra que uno de cada cuatro ni&ntilde;os de entre 3 y 5 a&ntilde;os no se encuentra escolarizado</p>

La otra cara de esta estadística muestra que uno de cada cuatro niños de entre 3 y 5 años no se encuentra escolarizado

En los jardines privados se observó una cantidad levemente menor de alumnos por cargo docente que en los estatales. Desde 2005, se observa en ambos sectores una disminución en el número de alumnos por cargo. En 2017, las escuelas de gestión privada de nivel inicial tenían 11,5 alumnos por cargo docente, mientras que este indicador era de 12,7 en las escuelas estatales.

Según el informe, las provincias con mayor cantidad de alumnos por cargo docente en el nivel inicial son Tucumán (17,3), Misiones (16,3) y Entre Ríos (15,6). En contraste, las provincias en las que hay menos alumnos por cargo docente en el nivel inicial son Catamarca (7,8), Ciudad de Buenos Aires (7,5) y San Luis (7,4).

Inversión

En 2017, en promedio, un 39% de la inversión educativa de las provincias se concentró en los niveles inicial y primario, mientras que este porcentaje fue del 31% para el nivel secundario. El resto se distribuyó entre el nivel superior, el sector de gestión privada y gastos sin discriminar.

Desafíos

En el nivel inicial, la cantidad de alumnos ha aumentado considerablemente (63,4%). Sin embargo, considerando que la escolarización es obligatoria desde los 4 años de edad a partir del año 2014, todavía hay desafíos: la tasa de escolarización en el año 1998 era del 55% y mejoró hasta alcanzar un 75% en el año 2016. La otra cara de esta estadística, así, muestra que uno de cada cuatro niños de entre 3 y 5 años no se encuentra escolarizado.

Como mostramos en el informe, todavía uno de cada cuatro chicos entre 3 y 5 años no asiste al jardín. Hace veinte años eran dos de cada cuatro. Entonces, si bien han habido grandes avances, el desafío pendiente es cumplir con la universalización de las salas de 4 y 5, a la vez que expandir el acceso a la sala de 3. Una estimación de este año realizada por UNICEF y CIPPEC, identificó que hay 445.000 niños de 3 años, 115.000 de 4 años y 30.000 de 5 años que no asisten a establecimientos educativos”, concluyó el especialista.

El estado de la educación en la Argentina_02_09_2019.pdf

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario