Negocios

La "Noche de Conciencia" reunió a políticos y empresarios en pleno clima electoral

La cena anual de la fundación se llevó a cabo en el Centro de Convenciones de Buenos Aires. Sin Macri ni Alberto Fernández, invitados pero ausentes, convocaron a funcionarios y gerentes a una gala solidaria.

La cena anual de la Fundación Conciencia se llevó a cabo este lunes por la noche en el Centro de Convenciones Buenos Aires (CEC). Hasta allí llegaron personalidades de la política nacional, empresarios y periodistas en el marco de un evento solidario de una organización nacida a las puertas del regreso a la democracia en 1982.

Con ausencias resonantes de parte del oficialismo y la oposición, la “Noche de Conciencia” aglutinó a funcionarios del Ejecutivo nacional como también a legisladores, miembros del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y precandidatos presidenciales que pusieron pausa a días de la confirmación de los frentes electorales.

El evento contó con la conducción de Iván de Pineda y Dolores “Lulu” Caen d’Anvers, quienes se encargaron de poner voz a la cena recaudatoria que tuvo a la presidenta de la asociación Beby Lacroze como primera oradora en la apertura.

Lacroze explicó en pocas palabras el sentido de la asociación. “Conciencia es dinámica, estamos en permanente movimiento, nos cuestionamos, nos incomodamos. Estamos atentos a lo que la sociedad necesita hace 36 años. Es mucho lo que hacemos”, dijo.

Noche conciencia.jpg
Beby Lacroze junto a Anabella Serignese.
Beby Lacroze junto a Anabella Serignese.

La organización está presente en 187 localidades de 20 provincias y cuenta con 46 programas de los que participan más de 79.000 personas, entre ellos 2464 voluntarios.

En medio del año electoral, Lacroze pidió “respetar más que nunca las diferencias” y destacó la necesidad de “poder escucharnos”. “Todos formamos parte de este gran equipo que es la Argentina, cada uno desde su lugar. Las fortalezas están en nuestras diferencias no en nuestras similitudes”, concluyó.

El presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal fueron los principales ausentes del oficialismo. En lugar del titular del Ejecutivo estuvo la primera dama Juliana Awada mientras que Vidal fue secundada por el jefe de Gabinete de la provincia a Federico Salvai y Hernán Lacunza, ministro de Economía bonaerense.

AWADA Y STANLEY.jpg
Juliana Awada participó de la cena junto a Carolina Stanley.
Juliana Awada participó de la cena junto a Carolina Stanley.

De parte del oficialismo llegaron hasta el CEC funcionarios de primera línea de Cambiemos encabezados por la vicepresidenta Gabriela Michetti, el atareado ministro de Economía Nicolás Dujovne, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y su vice Diego Santilli.

Se lo vio también al presidente provisional del Senado Federico Pinedo y al titular de YPF Miguel Gutiérrez. Tras ellos llegó el canciller Jorge Faurie, casi en sintonía con el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó y su par en la cámara baja Eduardo Amadeo.

De la cita participaron también el presidente de la Corte Suprema de Justicia Carlos Rosenkrantz, apenas horas antes de que se conociese el fallo sobre las mineras que declaró constitucional la “ley de Glaciares”, vetada en su momento por la expresidenta Cristina de Kirchner.

La ministra de Salud y Desarrollo Social Carolina Stanley fue recibida por la vicepresidenta de la Asociación Conciencia María Figueras. Más tarde, llegaron el exministro de Hacienda Alfonso Prat Gay, el intendente de Quilmes Martiniano Molina y el radical de San Isidro Gustavo Posse.

Quien también dijo presente fue el ministro de Interior Rogelio Frigerio. Con un escenario preocupante para el oficialismo en material electoral, el funcionario participó de un diálogo breve con el gobernador salteño y precandidato presidencial por Alternativa Federal Juan Manuel Urtubey, el cual llegó al CEC de la mano de su esposa Isabel Macedo.

Urtubey y Macedo con Lacroze.jpg
Isabel Macedo junto a Beby Lacroze y Juan Manuel Urtubey.
Isabel Macedo junto a Beby Lacroze y Juan Manuel Urtubey.

El precandidato presidencial por el peronismo y Unidad Ciudadana Alberto Fernández debió cambiar de planes a último momento ante un cuadro de tos que lo obligó a desistir de la cena y acudir al Sanatorio Otamendi. Allí le recomendaron reposo por 48 horas y estudios rutinarios y preventivos en vistas de lo que vendrá de cara al inicio fuerte de la campaña. Fue quizá la ausencia menos esperada de la noche, ya que su presencia estaba asegurada en los planes de los organizadores.

Sin embargo, por parte de la oposición estuvo el exgobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli, quien acaparó gran parte de los flashes a su ingreso. Otro de los participantes de la noche fue el diputado nacional Daniel Arroyo, quien recientemente abandonó el Frente Renovador para saltar a las filas de la unidad peronista que encabezará Alberto F..

A la ausencia de Fernández se sumó también la baja de Sergio Massa, quien en la previa aparecía como uno de los invitados más esperados ante el convulsionado clima por los armados electorales y la hasta ahora indefinición del tigrense. En su lugar acudieron el director del Banco Provincia, Sebastián Galmarini, la diputada nacional por el Frente Renovador Cecilia Moreau y el intendente de Tigre Julio Zamora.

Del evento también participaron Claudio Cesario, titular de la Asociación de Bancos de Argentina, Gabriel Martino, CEO del HSBC en Argentina, Marcos y Alejandro Bulgheroni de Pan American Energy y Jorge Brito de Banco Macro como también al director de Comunicación e Imagen de Telefónica Argentina Pablo Armagni, entre otros.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario