Mundo

La ONU pide "moderación" tras un ataque israelí en Líbano

Beirut- La ONU llamó ayer a “una máxima moderación” a las partes implicadas en el ataque del domingo con dron armado sobre el bastión del movimiento Hizbulá en Beirut, del que se acusa a Israel.

Luego de la conferencia de prensa habitual, el portavoz de la ONU Stéphane Dujarric dijo que Naciones Unidas no está en condiciones de verificar la información divulgada sobre este ataque ni de otros ocurridos en la región en los últimos días.

“Es imperativo para todo el mundo evitar una escalada y acatar las resoluciones del Consejo de Seguridad”, agregó. Dujarric indicó también que la ONU “tomó nota” de las declaraciones del presidente libanés Michel Aoun, que calificó el ataque del dron como una “declaración de guerra”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, recibió por su parte una carta del gobierno libanés sobre este mismo tema, precisó el portavoz.

Líbano denunció el domingo una “agresión” de Israel con un dron armado en los suburbios al sur de Beirut, bastión del movimiento chiita proiraní Hizbolá en la capital libanesa, y advirtió que este incidente podría aumentar las tensiones regionales. Fuentes militares israelíes no han confirmado la autoría del ataque.

“Lo que ocurrió es una declaración de guerra que nos otorga el derecho a defender nuestra soberanía, nuestra independencia y nuestra integridad territorial”, afirmó el presidente libanés Aoun, según un comunicado publicado por su oficina. El jefe de Estado se expresó en estos términos al recibir al coordinador especial de la ONU para Líbano, Jan Kubis.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario