Negocios

La panificadora Alijor cerró su planta y peligran 240 empleos

La planta se encuentra en Garín y producía para La Salteña y la cadena patagónica de supermercados La Anónima.

La empresa Alijor, que produce los panificados para La Salteña y la cadena patagónica de supermercados La Anónima, además de los propios, cerró su planta en medio de un conflicto con sus trabajadores luego de que no llegara a un acuerdo por una docena de despidos. Las desvinculaciones se dan en el marco de un plan de reducción que lleva ya dos años.

La planta donde se produce el conflicto se encuentra en la localidad bonaerense de Garín. En los últimos dos años la empresa despidió unos 60 empleados y ahora había desvinculado otros 12, algunos de ellos miembros de la comisión interna. Al no lograr un acuerdo por el pago de las indemnizaciones, la familia Biderman, dueña de la empresa, decidió cerrar la fábrica. Ahora hay 240 trabajadores que no saben su futuro.

Ante esta situación de “lock out patronal” que denunció el gremio, los trabajadores decidieron tomar la planta desde ayer y esperan ser recibidos hoy para negociar.

En la actualidad en esa planta Alijor produce en promedio 1,8 millones de panes, 1 millón de tapas de pascualina y 200 mil kilos de pastas por mes lo que la convierte en una de las empresas líderes del rubro en el mercado argentino.

Según los empleados, más allá de que existe una situación de menores ventas por la crisis económica, el cierre de la planta no estaría vinculado tanto a eso, sino más a cuestiones personales de la familia propietaria de la empresa.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario