Economía

La pobreza subió a 35,4% y afecta a 15,8 millones de personas

Es la cifra más alta de la gestión Macri. Desde la UCA estiman que en el segundo semestre podría llegar a 38%.

Durante el primer semestre de 2019 la pobreza subió a 35,4%, el dato más alto de la gestión de Mauricio Macri, según las cifras que difundió ayer el INDEC. Si se proyecta esa cifra, en todo el país hay 15,8 millones de personas en esa situación (3.250.000 más que el año anterior).El porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza es del 25,4%.

Los indicadores registran una suba del 3,8% con respecto al segundo semestre de 2018 y también respecto de los consignados en el primer semestre de 2018 (8,1%).

El informe señala además que el 7,7% de la población es indigente: cifra que representa, en todo el país, a 3.100.000 personas. En el primer semestre de 2018, esa cifra era del 4,9%: es decir que en un año 1.100.000 de personas cayeron bajo la línea de la indigencia.

Los niños representan la franja etaria más vulnerable. Según el INDEC, el 52,6% de los chicos entre 0 y 14 años son pobres y el 13,1% es indigente. Los chicos pobres se desarrollan en hogares que, si bien pueden adquirir una canasta de alimentos básicos, tienen privaciones y carencias de todo tipo. Desde que se retomó la medición en 2016, el 52,6% supera los registros semestrales anteriores, que oscilaron entre un 39,7% (segundo semestre de 2018) y 46,8% del segundo semestre de 2018).

El 28 de septiembre de 2016, Mauricio Macri brindó una conferencia de prensa junto a la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley para difundir los datos de pobreza del INDEC, después de dos años y

medio sin números oficiales. “Hoy sabemos cuál es la realidad. Este punto de partida es sobre el cual acepto ser evaluado como presidente: por si pudimos reducir la pobreza en este gobierno”, dijo en ese momento el Presidente. Por entonces, la cifra era del 32,2%. Ayer, durante un acto en Morón previo a la difusión del informe, el mandatario sostuvo: “Aunque ese número duela, hay que mirarla de frente”.

Durante la gestión de Macri, la medición se había ubicado en el 30,3% en el segundo semestre de 2016, bajó al 28,6% en la primera mitad de 2017 y al 25,7% en el segundo. En 2018, subió al 27,3% en el primer semestre y al 32% en el período siguiente.

Ayer por la tarde, la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley afirmó que el Gobierno sigue enfocado en “reducir la inflación” para que baje la pobreza. “Es un factor clave que tenemos para adelante”, sostuvo la funcionaria, quien estuvo acompañada en una conferencia de prensa junto al ministro de Producción Dante Sica. “Los resultados no son los que esperábamos, nuestro norte es reducir la pobreza”, subrayó Stanley, quien remarcó que el Gobierno trabaja “constantemente en los barrios para atender las necesidades de las familias más humildes”.

De cara al futuro, las previsiones no son alentadoras. Es que por el impacto de la devaluación posterior a las PASO, puede esperarse un panorama aún peor para el segundo semestre del año. Según afirmó Agustín Salvia, referente sobre pobreza de la UCA, se vislumbra “para fin de año un nuevo aumento de la pobreza, en torno al 37% o 38%”.

El director del Observatorio de Deuda Social de la UCA considera que pensar en 40% como sostienen algunos analistas es demasiado. “Hay que ver qué ocurre, creo que ya se han dado los shocks. Se vendrá un tercer trimestre peor y un cuarto un poco más moderado”, sostuvo el especialista, quien remarcó que las medidas paliativas adoptadas por el Gobierno no serían suficientes para amortiguar la suba: “Tras las PASO se vivió un nuevo shock de inflación con un nuevo impacto en materia de estancamiento. Si bien se hicieron transferencias de ingresos o la baja del IVA a los alimentos, solo son acciones compensatorias para una situación grave”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario