Edición Impresa

La Policía israelí acusó a Netanyahu de fraude y corrupción en dos casos

La recomendación de la fuerza será analizada ahora por la Fiscalía, que demorará meses en decidir si lo imputa. La oposición le exige que dimita.

Jerusalén - La Policía israelí recomendó ayer a la Justicia la inculpación del primer ministro Benjamín Netanyahu por corrupción, fraude y abuso de confianza en dos casos, tras dos años de investigación, acusaciones contestadas por el mandatario, que aseguró que no piensa dar un paso al costado.

"La Policía concluyó que existen suficientes pruebas contra el primer ministro para inculparlo de haber aceptado sobornos, de fraude y abuso de confianza", se lee en un comunicado oficial.

La decisión de procesar al mandatario de 68 años depende ahora del fiscal general, Avishai Mandelblit, que podría tardar semanas o hasta meses.

Las recomendaciones se elevan ahora al fiscal general, Avihai Mendelblit, quien estudiará el material antes de decidir, en un lapso que podría extenderse meses, si imputa a Netanyahu, quien puede permanecer en el cargo durante el proceso. Sin embargo, también es posible que el premier, acosado por la Justicia, comience a enfrentar renovados pedidos de dimisión.

"Nuestro Gobierno terminará su mandato y estoy seguro de que en las próximas elecciones (en noviembre de 2019) obtendré nuevamente el voto de confianza con la ayuda de Dios", aseguró Netanyahu en una alocución televisada. "Esas recomendaciones no tienen ningún valor jurídico en un país democrático", declaró rechazando todas las acusaciones de la Policía. "No pasará nada porque no pasó nada", insistió.

En uno de los procesos se acusa a Netanyahu de haber recibido regalos -por ejemplo, cigarros de lujo, a los que es un gran aficionado- de parte de adineradas personalidades, como James Packer, un multimillonario australiano, o Arnon Milchan, productor de cine israelí que trabaja en Hollywood. El valor total de estos regalos fue calculado en 310.000 dólares y fueron a cambio de favores.

La Policía también estimó que hubo corrupción en el acuerdo secreto con el propietario del Yediot Aharonot, el diario israelí de suscripción más importante, para una cobertura favorable a sus intereses y en perjurio del gratuito Israel Hayom.

Al frente del Gobierno desde 2009, tras un primer mandato entre 1996 y 1999, Netanyahu ya superó los once años en el poder. Sin rival aparente, podría batir el récord de longevidad en el cargo del histórico David Ben Gurión, fundador del Estado de Israel, si la actual legislatura llega a su término, en noviembre de 2019.

Ante esta crisis, la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, aseguró que un premier inculpado oficialmente no está obligado a renunciar.

Sólo debe dejar el puesto si se rechazan todas las apelaciones contra el procesamiento, explicó, por su parte, el analista Ofer Kenig, del Israel Democracy Institute. El Parlamento puede, no obstante, iniciar un procedimiento especial en su contra una vez procesado y antes de que se agoten todos los recursos, agregó.

La Justicia israelí puede dictar severas penas contra los más altos dirigentes declarados culpables de corrupción. El predecesor y exadversario de Netanyahu, Ehud Olmert, al frente del Ejecutivo entre 2006 y 2009, fue liberado en julio luego de un año y cuatro meses de prisión por corrupción.

Los comentaristas políticos destacaban que el futuro político de Netanyahu dependerá en parte del ministro de Finanzas, Moshé Khalon, jefe del partido de centroderecha Kulanu. Si esta formación, que suma 10 diputados de los 120 que cuenta el Parlamento, decide irse, Netanyahu dejará de contar con la mayoría.

"Un tirano corrupto sin límites al que la Policía pidió que se lo acuse de los más serios crímenes de corrupción anuncia que no se va", declaró indignada la diputada de Unión Sionista, Shelly Yajimovich, quien exigió: "Andate, andate, hombre corrupto", según informa el digital Times of Israel.

La legisladora, exlíder del partido laborista, llamó también a los partidos de la coalición de gobierno a dejar de apoyar a Netenyahu y no permitirle "seguir sirviendo (en su cargo) en esta pesadilla", ya que si no lo hacen, "la mancha de la corrupción" los acompañará para siempre también a ellos.

Agencias EFE y AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario