Negocios

La prensa francesa contraataca: demanda a Google ante su negativa a pagar por contenidos

El objeto de la discordia es el llamado "derecho afín", similar al derecho de autor y creado en beneficio de los editores de prensa y agencias de prensa por una directiva europea votada a principios de año.

La prensa francesa lanzó este jueves su contraataque contra Google, al anunciar que demanda al gigante estadounidense ante la autoridad de la competencia de Francia por su negativa a pagar por la publicación de contenidos, en desafío a una nueva legislación europea sobre los derechos afines.

Esta acción colectiva fue anunciada en conferencia de prensa por el director de la Dépêche du Midi y presidente de la Alianza de la prensa de información general, principal organización del sector, Jean-Michel Baylet.

"Nadie puede violar la ley, y es lo que hace Google", aseguró Baylet, rodeado por los directivos del sector, que agrupa a docenas de diarios locales, regionales y nacionales franceses.

La Agencia France Presse (AFP), que no forma parte de esta alianza, prepara por su lado una demanda, indicó la dirección de la AFP.

El objeto de la discordia es el llamado "derecho afín", similar al derecho de autor y creado en beneficio de los editores de prensa y agencias de prensa por una directiva europea votada a principios de año.

Francia es el primer país de la UE en aplicar este derecho, que permite a los editores de diarios negociar con los gigantes digitales una remuneración por la reutilización de sus contenidos en la red.

Este derecho genera una intensa batalla de lobbies en Bruselas, enfrentando a Google y la prensa francesa.

Pero, a pesar de la entrada en vigor de los "derechos afines", Google aplicó un nuevo dispositivo de manera unilateral eludiendo la norma europea.

Según ese dispositivo, los medios franceses se verán obligados a permitir que el gigante estadounidense utilice de manera gratuita extractos de sus contenidos, y en caso contrario sus informaciones serán menos visibles en los resultados del motor de búsqueda, con lo que caerá el número de internautas que visiten sus páginas.

Para Baylet se trata de una "opción nefasta" impuesta por Google, como elegir "entre la peste y el cólera".

"Google nos propone una alternativa entre amputar nuestro tráfico (...) o amputar nuestro derecho" aseguró por su lado Pierre Louette, presidente del grupo de prensa Les Echos-Le Parisien, en entrevista a la AFP.

Esta decisión de Google, anunciada un mes atrás, provocó la ira de la prensa y el gobierno franceses, para los cuales las condiciones impuestas por el grupo estadounidense constituyen una afrenta inaceptable y una violación de la legislación francesa y europea.

En esta batalla, los editores de prensa cuentan con la movilización de las autoridades y de la opinión pública.

Una tribuna firmada por más de un millar de profesionales de los medios y otras personalidades europeas, instó a la UE a lanzar un "contraataque" reforzando "los textos (de ley) para que Google no pueda eludirlos", y utilizando para ello todo un "arsenal de medidas que permitan luchar contra los abusos de posición dominante" que podría cometer el gigante norteamericano.

De ello depende, prosiguen "la supervivencia de los medios independientes y pluralistas, y en último lugar la vitalidad de nuestra democracia".

"No lo permitiremos" ya ha advertido por su lado el presidente francés Emmanuel Macron. Y el ministro francés de Cultura, Franck Riester, que se reunió con directivos de Google en Nueva York, quiere movilizar a sus homólogo en el Consejo de ministros de Cultura europeos del 21 de noviembre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario