Política

La Presidente despidió avión con ayuda argentina para Haití

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner despidió a los efectivos argentinos que partirán rumbo a Haití para asistir a la población civil y dijo que se acercó porque "quería saludar personalmente a cada uno de ellos".

"Algunos (de los efectivos militares) que no conocen Haití, les decía que se preparen porque va a ser muy fuerte, si era lo que era sin el terremoto, no quiero imaginar cómo estará ahora" dijo la Presidenta al recordar su visita a Puerto Príncipe en marzo de 2008.

Sostuvo que "no alcanzan (las palabras) pobreza e indigencia para explicar lo que sufre el pueblo haitiano. Esto pasa cuando (un terremoto) afecta a las poblaciones más vulnerables" n declaraciones a la prensa que formuló en la base aérea de El Palomar.

La presidenta estuvo acompañada en la oportunidad por la ministra de Defensa, Nilda Garré, el vicecanciller Victorio Tacchetti, el secretario General de Presidencia, Oscar Parrilli y el embajador argentino en la ONU, Jorge Argüello.

En el lugar, Cristina destacó que "esta decisión es, además de solidaridad, en virtud de que somos activos participantes de Minustah" en referencia a la misión de paz de Cascos Azules localizada en Haití.

La jefa del Estado anunció que la ONU estableció designar como jefe de la Policía a un comandante general de Gendarmería argentina apostado en el país caribeño.

"Esto revela la capacidad con que se han desempeñado las fuerzas de seguridad argentinas en Haití. Es muy reconocida la labor por el hospital argentino que funciona allí" enfatizó Cristina, en alusión al único centro de salud en funciones actualmente en ese país.

Por su parte, en diálogo con los medios, Garre dijo que el Gobierno nacional está enviando "una planta potabilizadora que fabrica el Ejército argentino. Vamos a instalarla en el hospital mientras se arregle la afectada por el sismo"

Además, la ministra anunció que junto con los efectivos viaja además personal de Cascos Blancos, de Cancillería, enfermeros, médicos y anestesistas.

La Presidenta arribó cerca de las 17.30 a la estación aérea bonaerense El Palomar, saludó uno por uno a los efectivos y luego mantuvo una conversación con los periodistas presentes, tras lo cual se retiró rumbo a Casa de Gobierno para continuar con las actividades oficiales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario