Economía

La quita del IVA frenó (algo) suba de precios

En el grupo de productos afectados por la medida del Gobierno se percibió una deflación del 0,8% durante la segunda quincena de agosto.

La decisión del Gobierno nacional de eliminar el IVA en determinados productos de consumo masivo desaceleró la suba de precios durante la segunda quincena de agosto respecto de los incrementos registrados en otros artículos en ese mismo período, según un relevamiento de la consultora Ecolatina. Tal como se desprende del informe, la medida tuvo un impacto positivo en las cadenas de supermercados, pero no así en el canal tradicional (autoservicios y almacenes).

“La medida se tomó en una quincena en la que el tipo de cambio aumentó más de 20%, por lo que la reducción de precios nominales implicó una importante reducción del precio relativo de estos productos”, señaló la consultora.

Según el informe, en promedio, en el grupo de productos afectados por la quita del IVA se percibió una deflación cercana al punto porcentual (-0,8%), mientras que en aquellos que no fueron incluidos el aumento fue de 7,5%. La variación promedio entre todos los productos arrojó una suba del 5,2%.

“Podemos considerar que la medida fue exitosa en su objetivo de compensar parcialmente la degradación de ingresos reales que sufrió buena parte de la población”, sostuvo la consultora en su informe. De acuerdo con el IPC que elabora Ecolatina, la primera parte de agosto mostraba una inflación cercana al 2% en un contexto de calma cambiaria. El resultado de las elecciones cambió ese panorama y durante la segunda quincena “estos precios crecieron 5,2% en promedio”.

En la medición hubo diez grupos de alimentos que mostraron deflación durante la segunda quincena de agosto, de los cuales nueve responden a aquellos beneficiados por la quita del IVA. Dentro de los afectados, sólo la harina de trigo (un 6%) y el yogurt (un 5,4%) mostraron aumentos significativos. En el primer caso, el salto cambiario arrastró al precio del trigo (bien dolarizado) y por lo tanto de la harina.

Por otra parte, la consultora indicó que “si bien el impacto de la medida fue positivo en las distintas cadenas de supermercados relevadas, no fue así para el canal tradicional (autoservicios y almacenes)”. “En estos comercios no se observó una reducción en ninguno de los grupos relevados, lo cual implica que estos comercios aprovecharon el crédito fiscal para recomponer márgenes en un contexto de ventas muy deprimidas”, concluyó Ecolatina.

Si se analiza en detalle los productos afectados por la medida, los que más bajaron su precio fueron las otras harinas (-8%), el arroz (-5,2%) y el pan envasado (-4%). Por el contrario, dentro del grupo sin quita de IVA, los fiambres y conservas fueron los que más aumentaron (un 14,8%).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario