Espectáculos

La rebelión de los incautos

Los “Monos” son una especie de pelotón adolescente de un ejercito rebelde. No tienen mucha idea del entuerto en el que están metidos pero aceptan, hasta cierto punto, todo lo que les diga su contacto, el Mensajero, y parecen orgullosos de sus nombres de guerrilla, como Rambo, Lobo o Pitufo. Su misión es cuidar de dos rehenes. Estos teenagers guerrilleros tampoco conocen con claridad los motivos de su rebelión, por lo que pronto todo deriva en una variación tercermundista de “El señor de las moscas”. Más allá de que el film se queda corto cuando intenta imitar/homenajear la clásica novela de William Golding, los múltiples detalles de “Monos” que tratan de ubicar la acción en un universo rayano en lo fantástico, al menos sirven para mantener la atención del espectador. Y también hay delirios jocosos como una valiosísima vaca llamada Shakira.

El guión daba para más, pero el director se concentra en las pasiones desatadas entre los miembros de la Organización que en la tensión, suspenso o acción de estos “Monos”. A su favor, la fotografía genera imágenes sin desperdicio; las actuaciones son sólidas, y Julianne Nicholson se luce especialmente como la principal victima de la hermética rebelión.

D.C.

“Monos” (Colombia, 2019). Dir.: A. Landes. Int.: S. Buenaventura, M. Arias.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario