Economía

La recaudación se desaceleró en septiembre: creció 42,7%, muy por debajo de la inflación

Alcanzó los $422.011,7 millones (unos 7.327 millones de dólares), informó este martes la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

La recaudación fiscal se desaceleró con fuerza en septiembre y volvió a ubicarse por debajo de la inflación, al registrar un incremento del 42,7% hasta alcanzar los $422.011,7 millones (unos 7.327 millones de dólares), informó este martes la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

En septiembre de 2018, según datos oficiales, los ingresos tributarios fueron de 295.818 millones de pesos, mientras que en agosto pasado sumaron 458.495 millones.

Al dar a conocer las cifras, el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, explicó a la prensa que la recaudación "se vio afectada" de manera negativa por la rebaja de impuestos que impulsó el Gobierno a mediados de agosto para atemperar el impacto de la devaluación post-PASO y las rebajas impositivas previamente acordadas.

En este marco, los ingresos por IVA crecieron 34,4% para sumar poco más de $139.000 millones, pero con un alza de 38% en su componente impositivo, y que compensó la menor suba, 30%, del segmento aduanero.

El IVA Impositivo subió 38% en la Industria Manufacturera, 39% en el Comercio y 48% en Servicios Públicos.

En el comercio exterior, los derechos de exportación crecieron 143,4%, resultado fortalecido por la suba del tipo de cambio y por los derechos de exportación adicionales.

Cuccioli advirtió que "este es el último mes con aumentos interanuales de esa magnitud, ya que la aplicación de las retenciones a todos los cultivos se aplicó a mediados de septiembre del año pasado, por lo cual, la bases de comparación de octubre, se realizará con los valores ajustados".

Los $32.100 millones recibidos por las "retenciones" a las exportaciones, se obtuvieron a pesar de que el precio del poroto de soja estuvo en septiembre 9,7% por debajo de igual mes del año pasado y los pellets de soja, 8,5%; mientras que el aceite subió 1,1%.

En tanto, los ingresos por derechos de importación subieron 65% para sumar $17.200 millones.

En el caso del impuesto a los combustibles el alza fue de 70,2% para superar los $17.000 millones, debido a la suba de precios, como factor principal.

En tanto, el Impuesto a las Ganancias creció 40,9%, para sumar casi $83.700 millones, donde operó una rebaja a partir del aumento del mínimo no imponible.

Los ingresos por el impuesto a los débitos y créditos en cuenta corriente crecieron 41,7%, para trepar a $31.500 millones, recaudación que se vio afectada por un día hábil menos respecto a junio de 2018.

De no haber sido por esa cifra, la AFIP estimó que el aumento habría alcanzado a 48,3%.

En tanto, la recaudación del Sistema de Seguridad Social aumentó 24,8% hasta $88.100 millones, suba que se vio moderada por efecto de la reforma tributaria a partir de la convergencia a la unificación de la alícuota y el aumento del mínimo no imponible.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario