Mundo

La reina Isabel hizo lugar al pedido de Boris Johnson y autorizó la suspensión del parlamento

No habrá actividad parlamentaria desde el 9 de septiembre hasta el 14 de octubre. La oposición lanzó fuertes críticas al primer ministro de Reino Unido.

La reina Isabel II aprobó el requerimiento del gobierno británico de suspender la actividad del parlamento, desde el 9 de septiembre hasta el 14 de octubre.

El líder laborista británico, Jeremy Corbyn, había pedido una reunión "urgente" a la reina, antes de que se tome una decisión y para "protestar del modo más enérgico en nombre de mi partido" por la decisión del gobierno de Johnson.

"Suspender el parlamento no es aceptable", atacó Corbyn, mientras unas 300.000 firmas piden en el sitio del parlamento que no se autorice la suspensión.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, buscó así limitar las oportunidades del Parlamento para frustrar el Brexit al reducir la cantidad de tiempo que se reunirá el legislativo antes del 31 de octubre, enfureciendo a sus opositores, que lo acusan de liderar un "golpe de Estado muy británico".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario