Edición Impresa

La Rosada afina bilateral con Schiaretti y Lavagna

Luego de recibir a Scioli y a media docena de gobernadores, el Gobierno nacional le reserva turno al titular de Córdoba, que viene de convertirse en el jefe territorial del peronismo y el árbitro de Alternativa Federal. El exministro de Economía llevará su propia propuesta de acuerdo. Mensaje del Poder Ejecutivo a socios de la UCR que piden ampliar Cambiemos.

La Casa Rosada avanzó en la preparación de dos reuniones bilaterales clave en su llamado al diálogo con dirigentes de la oposición. Como contracara al inicio del juicio de Cristina de Kirchner por presuntos desvíos de fondos de la obra pública, el Gobierno nacional recibirá al peronista Juan Schiaretti y a Roberto Lavagna.

Schiaretti viene de lograr la reelección como gobernador de Córdoba y se posicionó como jefe territorial del peronismo y árbitro de Alternativa Federal, el colectivo electoral que también integran Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto. Las bilaterales con Schiaretti y Lavagna no sólo serán utilizadas para intentar encapsular a Cristina, sino también para atender el reclamo de apertura de Cambiemos motorizado por la UCR de Alfredo Cornejo.

Lavagna es el candidato de la UCR rebelde que encabezan Federico Storani y Ricardo Alfonsín, pero sin eco en la Convención Nacional del partido que el próximo 27 ratificará su pertenencia a Cambiemos pero con reclamos de apertura, de mayor participación en las políticas de gobierno y, en lo posible, de una PASO que permita disputarle a Mauricio Macri -ya sea vía Lavagna o Martín Lousteau- la candidatura presidencial del colectivo oficialista.

Schiaretti se mostró esta semana dispuesto a reunirse con Macri tras su categórica victoria del domingo pasado en las elecciones provinciales: “Si hay un llamado institucional, voy a asistir como corresponde”, sostuvo. Schiaretti dijo que Macri lo llamó por teléfono para felicitarlo por su reelección, después de ganar los comicios en Córdoba con un histórico 57,3 por ciento de los votos, el mayor porcentaje registrado en la provincia sin contar los sufragios en blanco desde el regreso a la democracia.

“Yo soy hombre de diálogo, cómo no me voy a reunir. Si hay un llamado institucional, voy a asistir como corresponde (a un encuentro con Macri)”, dijo Schiaretti en declaraciones a la prensa luego de habilitar un puente en la Avenida de Circunvalación de la ciudad de Córdoba.

Schiaretti es, además, el encargado de mediar en la interna de Alternativa Federal para definir el staff de presidenciables. Su primera misión será aclararle a Lavagna que la única posibilidad que tiene de convertirse en el candidato a presidente del peronismo federal es someterse a una PASO ante Massa y Urtubey. Además deberá contener al ex intendente de Tigre, que ya tiene un canal de diálogo abierto con el kirchnerismo para sumarse al frente patriótico que lidera Cristina.

Hasta ahora, la convocatoria al diálogo llevó hasta la Casa Rosada a Daniel Scioli, y a los gobernadores Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Domingo Peppo (Chaco), Alberto Weretilneck (Río Negro), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Urtubey (Salta). Ayer Frigerio, junto a su par de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, recibió a gremios docentes de la CGT y a representantes de las 62 Organizaciones en el marco de las conversaciones en torno de la búsqueda de consensos básicos más allá de la coyuntura y de la campaña electoral.

“La respuesta ha sido satisfactoria. Por eso resulta central que nos podamos sentar a la mesa diversos sectores para acordar estos puntos básicos”, indicó Frigerio. Por parte de los gremios docentes, participaron el secretario general de Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero y a la secretaria de Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Sara García. Respecto de las 62 Organizaciones, estuvieron presentes Ramón Ayala (UATRE), José Ibarra (Conductores de Taxi), Juan Miguel “Cacho” García (Estacioneros). Por su parte, Romero destacó “el espacio de diálogo y la construcción de consenso”. En la Argentina tiene que prevalecer el diálogo que es una herramienta esencial de la democracia. Ante el esquema de 10 puntos básicos que presentó el Gobierno a distintos actores sociales, a nosotros nos pareció oportuno venir a hablar de educación. Que el gobierno se ocupe y preocupe por la educación a nosotros nos parece de relevancia. De la reunión nos llevamos en concreto que la educación es una prioridad en la Argentina”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario