La tragedia,contada porlos vecinos

Edición Impresa

Habitantes y vecinos del edificio que se incendió en el barrio porteño de Recoleta afirmaron que vivieron momentos de desesperación y angustia, tras escuchar una explosión y gritos de auxilio, y los empleados de una estación de gas aledaña tuvieron que poner en marcha un protocolo de emergencia ante el peligro de expansión del fuego.

Antonio, que vive en el quinto piso del edificio de Ecuador 1.062, relató cómo vivió ese momento: “Un poquito antes de las 6 de la mañana empecé a escuchar gritos de “¡incendio, soy del séptimo, llamen a los Bomberos, salgan porque se está incendiando!”.

“Me vestí con lo que pude y bajé corriendo. Al rato cayeron los Bomberos, la Policía y el SAME. Acá estaba todo en llamas. Estaba el padre y una de las hijas sentados. Ahí vive un matrimonio con muchos hijos. Bajó el padre con una de las nenas a pedir auxilio. El padre tenía la cara negra”, contó Antonio, cuya vivienda está dos pisos abajo del departamento donde comenzó el fuego.

Explosión

Fernanda, empleada de la estación de GNC Puma de la esquina de la avenida Córdoba y Ecuador, indicó que “la explosión fue a eso de las 5:45 y cuando empezó el fuego automáticamente activamos el protocolo, después se llamó a la Policía y los Bomberos y evacuamos el lugar”.

También José, vecino de un edificio de la avenida Córdoba, sostuvo que fue “un momento desesperante y angustiante” y contó que, no bien escuchó la explosión, bajó para ofrecer su ayuda.

“Fue una situación muy fea y muy shockeante. Lo viví muy de cerca porque bajamos a socorrer a la gente. Fue un momento muy triste. El padre estaba desesperado abajo. Estaba todo negro carbonizado y un poco quemado en la frente”, agregó.

Dejá tu comentario