Economía

Lagarde criticó a Trump y advirtió que "EEUU corre riesgo de perder su liderazgo mundial"

La extitular del FMI y futura presidenta del Banco Central Europeo sostuvo que la estabilidad de los mercados no puede depender de un tuit. Además, se refirió a las consecuencias del Brexit.

"Estados Unidos puede perder su liderazgo en el escenario mundial”, dijo la expresidenta del FMI y futura presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde en una entrevista televisiva reciente en la cual también criticó al presidente de EEUU, Donald Trump por sus decisiones en materia económica.

Lagarde habló con el programa "60 Minutes" de CBS, llevando a su entrevistador, John Dickerson, hasta Omaha Beach, en Normandía, donde creció y donde los estadounidenses desembarcaron en Europa en la Segunda Guerra Mundial.

Allí sostuvo que la estabilidad de los mercados no puede depender de un tuit, sino que requiere "decisiones consideradas, sopesadas y medidas”, en un ataque -directo e indirecto- a la política económica del mandatario Trump.

Asimismo, se refirió a la salida del Reino Unido de la Unión Europea, sobre lo cual sostuvo que será un adiós que "llena de tristeza" advirtiendo sobre las consecuencias económicas del divorcio. Los efectos -dijo- se "sentirán en Gran Bretaña pero también en algunos países europeos, en particular en Irlanda pero también Alemania, Holanda. Todos tendrán un poco menos" porque si las cosas "van mal en una parte del mundo, las consecuencias se sentirán en el resto".

La exjefa del FMI hizo hincapié en que el mensaje debe ser hacia la unidad y el estar conectados, algo que Lagarde usa también en defensa de la globalización. A las críticas que la definen como parte de la "élite global", respondió: "Soy una persona normal, con los pies en la tierra, orgullosa de participar en el esfuerzo intelectual que se está llevando a cabo para tener mayores tutelas para todos".

Por otro lado, se refirió a las tensiones de EEUU y China respecto a las barreras arancelarias a productos de ambas partes. "El riesgo es que Estados Unidos pierda su liderazgo en el escenario mundial y esto sería un hecho terrible", sostuvo. Se quiera o no, el estar unidos es la clave de lectura –según Lagarde- también frente a la guerra comercial. Una guerra que reducirá el crecimiento mundial.

"Si se sustrae casi un punto porcentual de crecimiento esto quiere decir menos inversiones, menos puestos de trabajo, más desocupación", explicó refiriéndose a las últimas estimaciones del FMI, según las cuales las tensiones entre ambas superpotencias quitarán el año próximo hasta el 0,8% al PIB mundial, es decir unos 700.000 millones de dólares.

De ahí la invitación de Lagarde a los protagonistas del partido para que se sienten en torno a una mesa y encuentren un acuerdo.

Las tensiones con China son una de las "diversas claves" que el presidente estadounidense tiene en la mano para resolver la incertidumbre y los riesgos que pesan sobre la economía. Entre las otras están Twitter y el respeto a los bancos centrales.

Al requerimiento de Trump a la Reserva Federal de cortar las tasas y avanzar en territorio negativo, Lagarde replica: "Cuando se tiene una desocupación del 3,7% no se quiere acelerar demasiado bajando las tasas. En caso contrario el riesgo es que los precios empiecen a subir. Hay que prestar atención, es como pilotear un avión".

Y esto también porque "hay un límite a lo que pueden hacer los bancos centrales, hay un límite" a las tasas negativas, aunque sin embargo "en este momento" no se alcanzó todavía.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario