Lifestyle

Lagerfeld y sus misterios: ¿cuál es el destino de su fortuna y sus cenizas?

Poco se sabe de la locación donde yacerán los restos del diseñador, que pidió ser cremado y que no se realicen ceremonias. El destino de su riqueza es tal vez más excéntrico que el mismo modisto.

Ninguna ceremonia será organizada en memoria de Karl Lagerfeld, el mítico diseñador de moda que reinventó la firma Chanel, fallecido el martes a los 85 años. Así fueron sus deseos y “serán respetados” anunció un portavoz de la marca.

El "káiser", quien afirmaba con humor que prefería "más bien morir" que ser enterrado, ya había comentado en varias ocasiones que quería ser cremado. Sus cenizas se unirán a las de su madre y a una parte de las de Jacques de Bascher, el dandy que fue el gran amor de su vida, hasta que murió por complicaciones asociadas al sida en 1989. La otra mitad de las cenizas será entregada a la familia de Bascher, en una urna creada especialmente para ello, recuerda el diario francés Le Mondeen su edición del miércoles.

Jacques de Bacher.jpg
Jacques de Bacher
Jacques de Bacher

Las cenizas de Bascher "están un un lugar secreto, un día, se les añadirán las mías", reveló Lagerfeld a Marie Ottavi en la biografía "Jacques de Bascher, dandy en la sombra", publicada en 2017.

"He pedido que me incineren y que dispersen mis cenizas con las de mi madre y con la de Choupette (su gata), si muere antes que yo", afirmó a la revista de moda Numéro en abril de 2018.

Pero Choupette no sólo sigue viva, sino que además se convertirá en la principal destinataria de su fortuna. Así lo informó Angelique Riviere, vocera de Chanel, quien anunció que tras la muerte del director creativo de la marca, la mascota pasa a ser una de las herederas de las riquezas que Lagerfeld tenía, convirtiéndola así en el animal más rico del mundo.

choupette.jpg

"Choupette es el centro de mi mundo. Es una especie de Greta Garbo, tiene algo inolvidable, en su manera de moverse. Me inspira por su elegancia y su actitud", decía el modisto de su mascota, a la que le dedicó una colección de accesorios felinos. A su vez, había explicado en reiteradas oportunidades que no se quedó el dinero que Choupette habría ganado en sus contratos publicitarios, unos tres millones de euros, según varias fuentes.

Lagerfeld, convertido en agente artístico de su gata, rechazó que apareciera en publicidades de comida. "¡Es demasiado sofisticada para esto! Tiene algo único, es como un ser humano, pero con una cualidad, el silencio"-, decía.

Aunque el diseñador aborrecía la simple idea de los homenajes, los mensajes honrando su memoria se multiplican desde el martes, procedentes de todas partes del mundo, desde famosos de su rubro hasta gente anónima.

De hecho, el mundo de la moda incumplirá quizás los últimos deseos del "káiser" en la próxima Semana de la Moda parisina, que empezará el 25 de febrero y concluirá el 5 de marzo, con el desfile de la colección de prêt-à-porter otoño-invierno 2019-2020 de Chanel.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario