Política

Lammens quiere Agencia Anticorrupción porteña

El presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, presentó ayer propuestas para la Ciudad. El candidato a jefe de Gobierno porteño del Frente de Todos, junto a la titular de la Auditoría General y postulante a la Legislatura, Cecilia Segura, anunció un “Plan de Políticas de Transparencia”, que pondría en marcha si ganara la elección contra Horacio Rodríguez Larreta.

“A pesar de que el PRO gobierna hace doce años, y ha contado en los últimos dos con mayoría legislativa, retrocedió en materia de calidad institucional y nunca promovió políticas de transparencia y de rendición de cuentas”, dijo el candidato del Frente de Todos. Explicó que “el Plan de Políticas de Transparencia contiene una serie de propuestas, basadas en tres pilares fundamentales, que buscan alcanzar una gestión eficiente y transparente: más y mejores organismos de control, transparencia e integridad institucional, y apertura y publicidad de las cuentas públicas”.

Lammens quiere crear una Agencia Anticorrupción que estaría a cargo de la oposición a quien gobierne.

“Nuestra idea es que el organismo sea rector en políticas de transparencia y se dedique a controlar el patrimonio de los funcionarios y a recibir e investigar denuncias administrativas o judiciales en las que se encuentren involucrados funcionarios públicos y/o proveedores del Estado”, explicó el candidato que también propuso la creación de una “Fiscalía especializada en delitos contra la administración pública” y entre otras medidas quiere que se derogue el Decreto 433, firmado por Larreta, “gracias al cual en la mayoría de las contrataciones que se realizan en el ámbito del Gobierno de la Ciudad seleccionan el proveedor sin que existan controles mínimos ni libre competencia, igualdad, legalidad, publicidad y difusión, eficiencia y eficacia, razonabilidad y transparencia”, dijo el rival del jefe de Gobierno.

“Queremos eliminar este mecanismo y sancionar un nuevo régimen que limite su utilización a aquellas contrataciones que no hayan podido ser razonablemente previstas, a montos mucho menores a los existentes en la actualidad y sólo a la decisión de los funcionarios de mayor rango de cada jurisdicción”, anticipó el candidato del Frente de Todos y finalmente apuntó a la publicidad oficial.

En ese sentido, el candidato a jefe de Gobierno dijo que durante su gestión en la Ciudad de Buenos Aires “Mauricio Macri vetó en 2010 parcialmente una Ley que establecía límites concretos para evitar que la publicidad oficial sea usada de manera proselitista y solamente el año pasado se gastaron $4.5 millones por día en Publicidad y Propaganda, lo cual equivale a la construcción de dos escuelas”.

“Por eso, es imprescindible sancionar una Ley regulatoria que garantice la transparencia de todo el proceso. Es decir, que establezca criterios objetivos de distribución y contenidos que eviten que se destinen fondos públicos a promocionar la figura de funcionarios, candidatos o gestiones de gobierno para financiar su propia campaña”, finalizó el candidato.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario