Edición Impresa

Larreta sumó a socialismo y UCR, pero pierde bancas

Integró a radicales a "Juntos por el Cambio" y al socialismo con el que compartirá renglones en las listas a diputados y legisladores.

Con la alianza Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta logró lo que no pudo con Cambiemos: incluir al radicalismo y pactar con Martín Lousteau, su gran rival en 2015. Pero además, con el agredo del socialismo supera los dos tercios, la mayoría especial, al menos hasta fin de año con elección mediante. Sin embargo, tras la renovación de bancas, el PRO perderá lugares.

En principio, el radicalismo sumará a Lousteau como candidato a senador por la Ciudad de Buenos Aires, mientras que la Coalición Cívica espera que el primer diputado nacional por el distrito sea de su tropa, un lugar que estaría definido para al actual legislador porteño Maximiliano Ferraro, dirigente de la Coalición Cívica y quien termina el mandato y ya no puede renovar su banca porque en la Capital solo se permiten dos períodos consecutivos. Es el caso, por cierto, de 7 de los 18 legisladores de Vamos Juntos (actual bloque del oficialismo porteño) que concluyen su mandato.

Juntos por el Cambio quedó integrado en la Ciudad con el PRO, la UCR, la Coalición Cívica, Confianza Pública (Graciela Ocaña), Partido Demócrata (PD), Partido Socialista (PS), Partido Demócrata Progresista (PDP), FE, UCedé, MID, Partido de la Ciudad y Partido Renovador Federal. La novedad del ex Cambiemos, en el distrito, no fue la incorporación de peronismo, sino de la UCR porteña (alistada con Lousteau) y del socialismo de Roy Cortina . El legislador también concluye su banca y ya tiene listo un lugar en la boleta que arme el jefe de Gobierno. Emigró del grupo que anima la postulación de Roberto Lavagna, porque, aseguran en sus filas, Marco Lavagna, hijo del economista y precandidato a jefe porteño con quien pretendía disputar las PASO, “no le atendía el teléfono”. Coronó, sin embargo, una simpatía que venía manifestando por el macrismo en el momento de votar en el recinto. Es, así, un invitado más en la tira de candidatos a legisladores porteños.

Por lo pronto, no está definido quién acompañará a Lousteau en el segundo lugar de la lista de senadores, y debe ser una dama. Se menciona a la exlegisladora porteña Victoria Gorleri, de afinidad con Jorge Bergoglio con quien trabajó en la vicaría del Arzobispado de Buenos Aires, pero todo depende de quién tendrá la lapicera a la hora del armado. Otra posibilidad es que se invite a la actual embajadora en la OEA, Paula Bertol a participar como candidata a senadora, teniendo en cuenta que la delegación en el exterior que ocupa, el Gobierno la viene ofertando, como lo hizo a Gabriela Michetti (la rechazó) y a Federico Pinedo (también rechazó).

Como sea, en una elección que el larretismo cree ya ganada, de su actual bloque legislativo Vamos Juntos, terminan el mandato 18 diputados de los 34 que reúne, a lo que se agrega ahora un socialista, y dos de la bancada que integra el radicalismo, mientras que se renuevan 30 bancas en total de las 60 que conforman la Legislatura. Con la proyección más optimista de los resultados de la elección del próximo octubre, serán más que difíciles las probabilidades de reponer los escaños.

En la Ciudad de Buenos Aires se elegirá presidente y vice de la Nación, tres senadores en representación del distrito (dos por la mayoría y uno por la minoría), 12 diputados nacionales (el PRO renueva 6), jefe y vicejefe de Gobierno -Larreta repetirá fórmula con Diego Santilli-, 30 legisladores porteños y 105 comuneros, siete por cada una de las 15 comunas de la Ciudad de Buenos Aires.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora