Edición Impresa

Las legislativas dejan en jaque el legado pacifista de Santos

Los analistas creen que el resultado del domingo influirá en las presidenciales del 27 de mayo.

Bogotá - Los acuerdos de paz entre el Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y la entonces guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), fueron los grandes derrotados de las elecciones parlamentarias del domingo.

Los sectores de la derecha abiertamente contrarios al acuerdo de paz lograron la mayoría de escaños en el Congreso, encabezados por el Centro Democrático, partido en el que milita el expresidente y senador Álvaro Uribe, uno de los más críticos con el pacto con la guerrilla suscrito por su sucesor.

Como ya habían adelantado los sondeos previos a los comicios, el partido creado por la exguerrilla, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), también resultó fuertemente golpeado en las elecciones. Los votos que obtuvo fueron insignificantes en comparación con los de los demás partidos, ya que la FARC apenas logró el 0,34% , lo que no habría bastado para conseguir un solo escaño en el Congreso. Es decir, si no fuera porque el acuerdo de paz le garantiza diez bancas independientemente del resultado electoral, su representación en el Parlamento sería nula.

Al aparatoso debut de la FARC en las urnas se suma al retiro de su líder Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", de la contienda por la Presidencia, debido a su estado de salud y a la reciente operación a corazón abierto a la que fue sometido.

De acuerdo con Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, las elecciones legislativas del domingo tienen una influencia enorme sobre la elección del próximo presidente de Colombia.

"Estas elecciones parlamentarias unifican la fortaleza de la potencial coalición de Gobierno y brindan información vital para decidir si los colombianos van a votar por un candidato que no tenga capacidad de tramitar reformas legislativas", dijo Restrepo.

Así las cosas, parece que los colombianos expresaron nuevamente su descontento por los acuerdos de paz, que ya habían sido derrotados en el referendo al que Santos llamó en 2016. Eso obligó al presidente a refrendar el pacto por vía constitucional con algunas modificaciones semanas más tarde.

En las elecciones del domingo, los derechistas, que hicieron una amplia campaña diciendo que modificarían las reglas de juego con las FARC, ahora convertidas en partido político, se quedaron con las bancadas más representativas en las dos cámaras del Congreso.

Por otro lado, los oficialistas, como el Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U) del presidente Santos, perdió una importante representación en el Parlamento, ya que vio reducido su número de curules casi a la mitad.

Así las cosas y de cara a las elecciones presidenciales del 27 de mayo, la derecha llega fortalecida y con números que representan un buen respaldo en el legislativo.

En opinión del exviceministro del Interior Juan Fernando Londoño, si una persona contraria al acuerdo de paz llega a la Presidencia los exguerrilleron tendrán algunos dolores de cabeza.

"Cambiar el acuerdo es difícil, pues ya tiene varios blindajes. Si llega a la Presidencia alguien que esté en contra va a generar muchas tensiones, porque va a intentar incumplir el acuerdo y en algunos casos reversas de las normas del texto", dijo Londoño.

El analista recalcó que, además de aprobado, el acuerdo se está implementando y uno de los puntos más delicados es la justicia transicional pactada, que concede penas alternativas a los exguerrilleros y perdona algunos crímenes.

Sobre este punto recaen la mayoría de propuestas de los sectores de la derecha, como las de Iván Duque, que milita en el Centro Democrático de Uribe y fue elegido candidato presidencial del sector con más de de cuatro millones de votos, según los resultados oficiales.

En cuanto a la izquierda, el ganador de la consulta fue Gustavo Petro, exalcalde de Bogotá, de 57 años, que logró 2,5 millones de votos, poco más de a mitad de los obtenidos por Duque.

Sin embargo, para el analista Juan Carlos León estos números no pueden marcar una senda clara para las presidenciales, pues "si bien se hizo la consulta de izquierda y derecha, a la gente le hizo falta presencia de los sectores del centro", según comentó en Caracol Radio.

También advirtió que "personas que no estaban interesadas en Petro o Duque participaron de las consultas, y en las elecciones para la Presidencia esos votos van a migrar a los demás candidatos en juego".

Esta tesis la comparte la analista y periodista María Isabel Rueda, quien indicó en declaraciones a W Radio que el partido de Petro en las legislativas, la Lista de la Decencia, obtuvo apenas una votación del 3,41%, un resultado que "no guarda ninguna relación con la extraordinaria votación que registró" el presidenciable.

Agencia DPA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora