Edición Impresa

Las mejores inversiones para el segundo trimestre

• FINANZAS PERSONALES
Ámbito Biz solicitó a expertos recomendaciones de inversión de acuerdo a perfiles conservadores y agresivos, de cara a un trimestre caracterizado por la liquidez, selectividad, y ciertos riesgos globales.

En tiempos de una manifiesta y casi quirúrgica selectividad en el mercado, cada final e inicio de trimestre requieren de necesarios reacomodamientos en las carteras de inversión para intentar acrecentar -o no perder- rentabilidad. En el caso de pequeños ahorristas, tanto para los que ya estaban posicionados en determinados activos como para los que esperaban el momento de ingresar, es un período clave para tomar definiciones.

Teniendo en cuenta también que éste no será un trimestre más por factores como, el posblanqueo (se liberan u$s7.200 M), el vencimiento del Bonar 2017 (volverían al mercado u$s3.000 M), el creciente arribo de fondos del exterior, o los tan ansiados reajustes salariales, la liquidez obligará a los inversores a analizar minuciosamente los factores que puedan tener algún impacto en el mercado.

De acuerdo a lo que ven analistas privados (según el Relevamiento de Expectativas del Mercado, difundido ayer por el BCRA) para los próximos tres meses, el dólar mostrará un leve repunte (aunque condicionado por una mayor liquidación de divisas, dado el período de cosecha gruesa) ya que a fines de junio se proyecta a $16,30; la tasa de referencia se mantendrá por encima del 23,8% (hoy se ubica en el 24,75%), mientras que la inflación no bajará del 1,5% mensual.

Otro dato para tener en cuenta tiene que ver con la performance que han mostrado entre enero y marzo, tanto el Merval, como el dólar: el primero acumuló una ganancia del 20%, mientras que el segundo perdió un 3,1%.

Más allá de estos datos, expertos resaltan que el factor político de cara a las legislativas de octubre será uno de los drivers clave para el comportamiento del mercado.

Existen además factores exógenos, como lo es hoy para el mercado Donald Trump. El presidente de EE.UU. viene de sufrir un revés en la reforma de salud, y los inversores comienzan a mostrar algunos indicios de desconfianza sobre su capacidad de imponer la prometida reforma fiscal. Otro dato relevante será el momento de la segunda suba de tasas de 2017 por parte de la Fed (se apuesta para junio).

Ante este panorama, Ámbito Biz solicitó a tres analistas del mercado recomendaciones de acuerdo a perfiles conservadores y agresivos de cara al trimestre que ya arrancó.

PARA GANARLE A LA INFLACIÓN

Para las carteras de inversión que buscan estabilidad y ganarle en términos reales a la inflación, Ramiro Marra, director de Bull Market Brokers, aconsejó "alternativas de inversión ligadas a instrumentos en pesos que ajusten rendimientos a la inflación pasada y a la esperada cubriéndonos con una parte de la cartera en títulos en dólares". En ese marco, sugirió un portafolio compuesto en un 50% por Lebac a corto plazo y Bonac 2017 (ajusta por BADLAR); otro 20% por bonos Cuasipar; un 18% por títulos en dólares Bonar 2020, y por último un 12% de bonos Discount en moneda extranjera bajo ley argentina.

Por su parte, Germán Fermo, jefe de Estrategia de Argenfunds, recomendó posicionarse en bonos en dólares de la parte media de la curva cuasi soberana: títulos con vencimiento en 2024, como provincia de Bs. As., Córdoba, Santa Fe, y Mendoza, todos rindiendo en la zona del 6,80%/7%. "En un entorno de permanente volatilidad de tasas internacionales y con una marcada benevolencia del mercado global hacia deuda argentina, este tipo de posiciones para los próximos meses parecerían ser razonablemente conservadoras", explicó. Aunque, no descartó "diversificar con posiciones en pesos a tasa, ya que seguirían ganándole al dólar al menos hasta julio de este año, fecha en donde reduciría exposición en pesos dada las elecciones".

Para el analista financiero Christian Buteler la cartera debería mantener un equilibrio respecto a posiciones en pesos y en dólares. Recomendó un 20% de Lebac, "ya que su tasa (hoy el BCRA paga hasta un 24% en el mercado secundario) es más que interesante". Otro 20%, en bonos ajustables por CER (Boncer 2020 y 2021), "debido a que la inflación se mantendrá cercana al 2%". Y un 10% en un Fondo Común de Inversión de renta variable, "ajustando stop dado que el mercado se encuentra en máximos y es posible una corrección". El otro 50% del portafolio -según Buteler - debería contener un 25% en Letes, mientras que el otro 25% "lo completaría con bonos soberanos en dólares a corto plazo, como el Bonar 2020 y el Bonar 2024".

PARA MÁS ARRIESGADOS

Marra recordó que "Argentina transita los últimos meses como mercado de frontera para pasar a ser considerado uno emergente (se anunciaría en la segunda semana de junio), lo que va a generar un importante ingreso de fondos". En ese contexto, sostuvo que una cartera agresiva debería incluir acciones "que representen a todos los sectores de la economía". Particularmente ponderó los papeles Banco Macro; Pampa Energía; Transportadora de Gas del Sur; Agrometal; e Inversora Juramento, entre otros.

A su vez, Fermo destacó que "para aquellos inversores que quieran correr más riesgos, se abre la posibilidad en la parte larga de la curva argentina". Por ejemplo, mencionó el Argentina 2046, que rinde 7,5%. "Para la parte larga de la curva argentina y más aún, en un año electoral como el que enfrentaremos, los bonos largos deberían entenderse como un posicionamiento lejos de ser conservador y expuestos a escenarios dispares", justificó.

Por último, Buteler priorizó la colocación en moneda local (70%) dado que "para el plazo de tres meses no se ven apreciaciones de importancia en el tipo de cambio". Así, sugirió un 40% en acciones del sector energético (Edenor Pampa Energía e YPF), y del segmento financiero (Galicia). El restante 30% lo diversificó entre bonos ajustados por CER (10%), Lebac (10%), y efectivo (10%), "a la espera de una corrección para aprovechar posibilidades que el mercado pueda entregar". La parte del portafolio en moneda dura, lo repartió en bonos soberanos en la curva media (15%), y bonos subsoberanos (Provincia o Ciudad), con el fin de "buscar mayores rentabilidades".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario